Quantcast

El comercio minorista moderó su caída al 3,3% en junio

El Índice General del Comercio Minorista en su serie original registró una caída interanual del 3,3% en junio, lo que supone 16,8 puntos por encima del registro de mayo, cuando cayó un 20,1%, por los efectos del coronavirus.

Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el comercio minorista suma cuatro meses en terreno negativo en su tasa anual.

Si se corrigen los efectos estacionales y de calendario, este indicador arrojó una caída anual del 4,7% en junio, tasa que es 14,2 puntos superior a la de mayo.

En variación mensual, el comercio al por menor a precios constantes entre los meses de junio y mayo, eliminando los efectos estacionales y de calendario, creció un 17,8%, tasa 1,6 puntos inferior a la del mes anterior, y con esta subida suma dos meses seguidos al alza.

En el índice original en la evolución anual, las ventas de comercio minorista de las estaciones de servicio registraron un retroceso del 22,9%, y el índice general sin este componente refleja un descenso del 1,4%.

Las ventas en alimentación bajaron un 1,4% y en el resto de bienes lo hizo un 1,2%. Dentro de ese último grupo, el equipo personal reflejó un descenso del 22,2%.

Atendiendo a los diferentes modos de distribución, las empresas unilocalizadas (-4,1%) y las pequeñas cadenas (-13,3%) registraron una bajada de sus ventas respecto a junio de 2019. Por el contrario, grandes cadenas (4,4%) y grandes superficies (2,7%) superaron el nivel del año pasado.

Por comunidades autónomas, las ventas bajaron en tasa anual en 12 comunidades autónomas en junio y subieron en cinco. Islas Baleares (-21%), Canarias (-11,9%) y Cataluña (-7%) presentaron los mayores descensos. Por su parte, Principado de Asturias (3,7%), Comunidad de Madrid (1,6%) y Galicia (1,1%) registraron los mayores aumentos.

PRIMER SEMESTRE

La estadística analiza la evolución del comercio al por menor en la primera mitad de 2020, que refleja que grandes cadenas fue el único modo de distribución que incrementó sus ventas (un 2,1% respecto al primer semestre del año anterior).

La situación de confinamiento de los hogares ha provocado que durante el primer semestre los productos alimenticios hayan sido los bienes con mayor volumen de ventas, manteniendo niveles similares a los del año pasado y, en algún mes, incluso superiores, según explicó el INE. Si se comparan las ventas de la primera mitad de 2020 con la media de 2019 no se observan grandes diferencias por meses, apreciándose únicamente un pico en marzo, debido al gran volumen de compras de productos alimenticios realizadas por los hogares en la semana previa al inicio del confinamiento.

Los consumidores han preferido las grandes cadenas y las grandes superficies para las compras de alimentos, con incrementos de sus ventas del 7,9% y 8,5%, respectivamente, en el primer semestre respecto al mismo periodo de 2019. En el resto de modos de distribución las ventas bajaron. Por el contrario, las ventas del resto de productos sufrieron un fuerte retroceso, con pico en el mes de abril y una recuperación en forma de ‘V’ en mayo y junio, hasta alcanzar los niveles de junio del año anterior.

OCUPACIÓN

El índice de ocupación en el sector del comercio minorista presentó en junio una caída interanual del 3,7%, una décima inferior a la registrada en mayo. En las estaciones de servicio la ocupación bajó un 5,3%.

El empleo del comercio minorista disminuyó en todas las comunidades autónomas en tasa anual. Islas Baleares se adjudicó la mayor bajada (-11,3%).