Quantcast

Espino: “El primer año de Noemí Santana en Derechos Sociales se merece un claro suspenso”

·La portavoz de Cs en el Parlamento dice que estos 365 días se han caracterizado porque “nada o casi nada ha avanzado en las áreas bajo su responsabilidad”

 “El primer año de Noemí Santana al frente de la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno canario, se merece un claro suspenso”. Así lo ha manifestado este viernes la portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, quien ha señalado que el balance de estos 365 días “no puede dibujar un panorama más desolador”, pues, en su opinión, “nada o casi nada ha avanzado en las áreas bajo su responsabilidad, pese a partir de unos indicadores bastante negativos, y hace temer lo peor ante el difícil periodo que nos espera”.

Espino ha afirmado que el primer paso que tenía que haber dado Santana nada más empezar a andar la presente legislatura era “cumplir la Ley de Servicios Sociales”, aprobada por unanimidad por la Cámara autonómica. Sin embargo, la realidad es que “cogió la ley, la guardó en un cajón, cerró con llave y tiró esta al fondo del mar”, ya que “no se ha avanzado nada en su aplicación”, ha subrayado la diputada de Cs. En este sentido, ha preguntado por el catálogo de prestaciones y servicios incluido en la propia norma y que “debía de estar aprobado hace ocho meses”.

Lo mismo ocurre, ha señalado la portavoz de la formación naranja, con el Sistema Canario Unificado de Información, “otra herramienta clave de la Ley de Servicios Sociales, para gestionar de forma más eficaz los recursos públicos” destinados a esta área y que aún no se ha puesto en marcha. O con la tramitación en papel, en pleno siglo XXI, de algunos expedientes, en lugar de en soporte digital, pues “no ha hecho nada para cambiarlo”.

La parlamentaria de Cs ha detallado, igualmente, que “en la gestión de la ayuda a la dependencia tampoco se observa ninguna mejora tras un año en el Gobierno”, pues hay más canarios esperando para ser evaluados; un 24% de los que tienen reconocido el derecho a la prestación sigue sin cobrarla y casi 1.200 personas han fallecido durante este tiempo aguardando por ella. Ni siquiera ha aumentado la cuantía, “tal y como prometió que haría cuando se aprobaron los presupuestos”, ha subrayado Espino.

Otro capítulo en el que, según la portavoz de Cs, la Consejería de Derechos Sociales no ha avanzado es en el de las prensiones no contributivas, ya que “el proceso de tramitación de las nuevas solicitudes tiene una demora de siete meses, cuando la normativa establece un plazo máximo de tres”, o las de invalidez, que “superan en muchos casos el año”.

Espino ha criticado la “falta de rigor” de la consejera y de su equipo en las cifras que ofrecen a la población y ha puesto el ejemplo del Ingreso Canario de Emergencia (ICE), en el que “han estado jugando con la cifra de resoluciones positivas y la cantidad de beneficiarios para confundir a los canarios y ocultar el fracaso de una prestación mal planteada y ejecutada”, pues no se han alcanzado los objetivos anunciados, 16.000 familias, en lugar de 38.000, al no contar con los ayuntamientos desde que se anunció su puesta en marcha.

La portavoz de Cs ha mostrado su preocupación ante la situación de emergencia social y económica que se avecina, porque, según ha comentado, “Canarias se encuentra con un sistema de prestaciones sociales colapsado, las peores tasas de pobreza del Estado y la única que parece no escuchar las señales de alarma es la consejera de Derechos Sociales”.