Quantcast

Casado: “Sánchez no se puede lavar las manos con estos rebrotes”

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, manifestó este sábado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “no se puede lavar las manos con estos rebrotes” de coronavirus que se están produciendo en distintos puntos de la geografía España, por lo que apeló a su “responsabilidad” para “coordinar, dirigir y amparar” a todas las administraciones.

Al participar en el XV Congreso del PP de Alicante, donde se proclamó a Carlos Mazón presidente provincial con un respaldo del 98% de los votantes, Casado comenzó acordándose de todas las víctimas que se ha cobrado la pandemia del Covid-19 en España y apelando a la “responsabilidad de todos” los ciudadanos en este momento.

El presidente de los populares también se refirió “a la responsabilidad” del PP “en contraste a lo que está haciendo el PSOE a nivel nacional”. Así, nada más empezar su alocución mandó un mensaje a Sánchez advirtiéndole de que “no se puede lavar las manos” con los rebrotes por coronavirus.

“Nosotros venimos diciendo mucho tiempo que había que organizar bien un plan alternativo para que las ciudades, provincias y comunidades autónomas tuvieran la eficacia y agilidad para tomar medidas”, rememoró, para a continuación incidir en que el Ejecutivo central “tiene la responsabilidad de coordinación” en base a le legislación sanitaria.

Así, emplazó al Gabinete de Sánchez a ejercer esa responsabilidad de “coordinar, dirigir y amparar a todas las administraciones”. “Llevamos reclamándolo ya muchas semanas”, recalcó, pero rescató esta petición al saber que, por ejemplo, la comunidad autónoma de Andalucía, la Región de Murcia y ahora la Generalitat Valenciana “están acordando medidas” ante “la pasividad” del Ministerio de Sanidad.

Más avanzado su discurso, Casado volvió a solidarizarse con las víctimas del coronavirus, ya que “han sido muchas” y así lo trasladó el jueves en el homenaje de Estado que se les rindió, donde también lamentó que “aún no sepamos el número real” de fallecidos en España. A este respecto, dijo no entender que se hayan “quejado” de sus palabras.

A su juicio, ya no sólo se pide al PP que renuncie a hacer oposición, sino que también se le demanda que comulgue “con ruedas de molino”. En cualquier caso, y de forma “constructiva”, insistió en que “nos extraña que no sepamos cuántas víctimas reales” se ha cobrado esta “terrible pandemia”.

Ahondó en que la gente ha de ser consciente del “daño terrible” a nivel sanitario, social y económico que hemos “sufrido” y “a lo mejor así no se confían tanto y no se incumplen las directrices” que están dando las administraciones. “No es cuestión de hacer catastrofismo”, indicó, sino que se trata de ser “responsables”.

De esta manera, volvió a apelar a la responsabilidad porque ha habido “mucho dolor en España” con “40.000 fallecidos según el INE, el Instituto Carlos III” y tras las cifras que dan cuenta de cuántos pensionistas han salido de la Seguridad Social. Así, aunque somos “un país formidable que siempre hemos salido hacia delante”, pidió no olvidar la responsabilidad individual en este momento en el que se sigue conviviendo con el virus.

Sobre todo, aludió a que los representantes públicos han de estar “a la altura” porque “no podemos ir a un estado de alarma cerrando otra vez todo y bloqueando un país con los problemas que ha habido también en otras enfermedades en salud mental, en los propios niños o en los mayores”.

Llamó a aquí a “hacer las cosas como los países más desarrollados del mundo”. “¿Por qué Alemania ha podido hacerlo, por qué Portugal ha podido hacerlo, por qué Grecia ha podido hacerlo, por qué Corea del Norte ha podido y España no es capaz?”, se quejó, para acabar arguyendo que el Gobierno español es el que “peor ha gestionado esta pandemia, tal y como ha dicho la Universidad de Cambridge”.

Por último, defendió que es su “responsabilidad” decir estas cuestiones y plantear un plan jurídico alternativo y aseguró que lo dice “sin acritud». “No quiero un funeral más, no quiero más una morgue en el Palacio de Hielo” ni las UCI colapsadas, señaló Casado. “Quiero un país que pueda garantizar la salud a sus compatriotas”, remachó.

(SERVIMEDIA)