Quantcast

El coste medio de la radioterapia por paciente ronda los 1.100 euros y el 60% de los enfermos oncológicos debería recibirla

El coste medio de la radioterapia por paciente en España ronda los 1.100 euros pero puede duplicarse en algunos casos como consecuencia de las “desigualdades” existentes en el acceso a un tratamiento que el 60% de enfermos oncológicos debería recibir ya que contribuye al 40% de las curaciones.

Así se desprende del informe ‘Acceso al tratamiento de radioterapia en España’, publicado este miércoles por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) con el fin de mostrar las “desigualdades” en el acceso a tratamiento radioterápico en España, según precisaron ambas organizaciones en un comunicado.

Entre un 20% y un 25% de las personas que tienen esta enfermedad van a necesitar más de un tratamiento radioterápico a lo largo de la misma, pero, aun siendo un tratamiento “vital», no todos los pacientes tienen las mismas «facilidades para acceder a la radioterapia”, según el informe, que destaca como factores que intervienen en esa desigualdad el número de unidades disponibles en España, la distancia entre los centros hospitalarios y los domicilios de los pacientes, los tiempos de espera, los costes asociados a recibir este tratamiento o las ayudas públicas existentes.

Según la investigación, las regiones que tienen una situación “más crítica” en cuanto a acceso a radioterapia son Castilla y León y Aragón, porque tienen provincias que no disponen de servicios de radioterapia y, en términos de distancias y tiempos, Baleares, Canarias y Andalucía, donde tres provincias (Granada Jaén y Huelva) tienen municipios a más de 100 kilómetros de distancia.

A este respecto, el presidente de la AECC, Ramón Reyes, subrayó durante la presentación del informe que el cáncer “no hace distinciones entre los pacientes y no podemos tolerar que las haya en las posibilidades de recibir tratamiento”. “La radioterapia es un ejemplo claro de cómo influye el lugar de residencia en una mayor o menor facilidad en el acceso a este tratamiento vital, algo que se puede solucionar con voluntad política”, espetó.

Por su parte, el doctor Jorge Contreras apuntó a este tratamiento como una “opción efectiva” para paliar síntomas como el dolor y el sangrado en casos en los que “no se puede aspirar a la curación” y abordó la importancia de aplicar los denominados hipofraccionamientos de la radioterapia, que permiten, por ejemplo, que en el caso del cáncer de mama se pase de administrar 30 sesiones de radioterapia (6 semanas) a sólo 5 (1 semana).

Para paliar la situación de desigualdad que existe en España en el acceso a este tratamiento el informe contempla la “viabilidad” de contar con “unidades satélites” y la coordinación entre autonomías para que el paciente pueda recibir el tratamiento en el hospital más cercano y exige adecuar la organización de la asistencia a pacientes en tratamiento para disminuir el impacto negativo que las largas distancias desde el domicilio producen en su calidad de vida.

Junto a ello, las organizaciones impulsoras demandan una homogeneización de todas las ayudas públicas existentes, “equiparando las más bajas a las más altas” así como incluir en la prestación farmacéutica aquellos fármacos o productos sanitarios indicados para paliar secuelas del cáncer o de los tratamientos oncológicos y “tener en cuenta” la situación económica y social del paciente, y no sólo su situación clínica a la hora de conceder el Transporte Sanitario No Urgente para recibir tratamiento.

Este estudio se ha realizado mediante una encuesta a pacientes mayores de 18 años que estaban recibiendo un tratamiento de radioterapia en el momento de su elaboración y se ha basado en un total de 1.736 entrevistas personales a través de un cuestionario semiestructurado y realizado en un total de 55 hospitales entre los meses de enero y junio de 2019.

Con relación a los costes asociados al tratamiento, un 6% de pacientes entrevistados se vieron obligados a cambiar de domicilio para poder asistir a las sesiones de radioterapia prescritas, un porcentaje que se eleva hasta un 18% en Baleares o un 17% en Canarias mientras que casi un 30% debe hacer un trayecto diario de entre una y dos horas para poder acudir a su tratamiento y para el mismo porcentaje este supera las dos horas.

Por lo que se refiere al resto de los costes asociados al tratamiento de radioterapia, el 100% de los pacientes hace gasto en medicamentos y productos farmacéuticos para paliar los efectos secundarios; el 27% asume costes de comidas y tentempiés; un 6% necesita de los servicios de otros profesionales médicos; el 10% necesita contratar a personas para que les ayude en su viuda diaria y el 31% tiene una pérdida de ingresos por dejar de desemplear su trabajo.

SERVIMEDIA