Quantcast

Metro contará con control de viajeros a partir del lunes próximo

El Plan de Contingencia para Metro, que entrará en funcionamiento a partir del próximo lunes si la Comunidad de Madrid entra en la fase 1 de desescalada, recoge medidas para controlar los accesos al suburbano.

Por un lado, el Consorcio Regional de Transportes mantiene desplegados ocho equipos en la hora punta de la mañana para medir la ocupación en Metro, mediante el conteo de viajeros en andenes y trenes, y poder gestionar mejor los flujos.

Estos equipos trabajan en 45 estaciones de prácticamente todas las líneas y en secciones consideradas críticas, como el tramo Méndez Álvaro-Pacífico (L6) y Latina-Ópera (L5).

Por otro, Metro reforzará el próximo lunes el dispositivo que ya se puso en marcha esta semana para supervisar la afluencia de viajeros en al menos 12 de las estaciones que registran mayor número de viajeros en la red: Atocha Renfe, Ópera, Príncipe Pío, Sol, Moncloa, Méndez Álvaro, Pacífico, Conde Casal, Nuevos Ministerios, Avenida América, Gregorio Marañón y Tres Olivos, entre otras.

En cada una de ellas habrá un responsable operativo con un refuerzo en las brigadas de vigilantes. En total, alrededor de medio centenar de vigilantes (un incremento del 40% respecto a esta semana). Este operativo se mantendrá desde las 6.30 de la mañana hasta las 10, abarcando la hora punta.

Su misión será supervisar la afluencia de viajeros y gestionar las posibles incidencias en caso de que fuera necesario. El dispositivo estará en constante comunicación con el Puesto de Mando de Metro que coordina el control de toda la red.

Además, desde la semana que viene, Metro también empezará a probar un nuevo sistema automatizado para controlar y limitar el acceso a la red cuando se supere el aforo previsto.

Este control será a través de las validaciones de los tornos de entrada y se hará por intervalos de 10-15 minutos. Esta solución tecnológica estará plenamente operativa a partir de las fases 2 y 3 de la desescalada.

Pero ya la semana que viene se empezará a hacer pruebas en las mismas estaciones en las que está desplegado el dispositivo de supervisión (más Nueva Numancia), activándose el control de manera manual en caso de que sea necesario. El dispositivo de vigilantes reforzará este control de accesos.

Desde la Consejería de Transportes se recuerda la necesidad de que, durante la hora punta, sólo se use el transporte público por motivos laborales o médicos. Tanto en la hora punta de la mañana (de 6.30 a 9.30 horas) como en la del mediodía (de 14 a 16 horas).

Si los ciudadanos se van a desplazar por otro motivo (por ejemplo para hacer compras o acudir a algún comercio), la recomendación es hacerlo fuera de estos horarios.

El objetivo es garantizar la seguridad de todos los usuarios del transporte público, evitar aglomeraciones y minimizar riesgos.

(SERVIMEDIA)