Quantcast

Predator: Hunting Grounds – Huye del Depredador o encárnale en este apasionante multijugador asimétrico

A veces hay películas que parece que pueden convertirse en un videojuego sin demasiado esfuerzo, este es el caso del género de las batallas asimétricas y Depredador. La mente desarrolladora de este Predator: Hunting Grounds ha sido Illfonic, quien ya se ha encargado de otros juegos del mismo género como Friday the 13, que busca pulir sus errores y mejorar los irregulares resultados que consiguieron con la adaptación de Jason Vorhees al videojuego. Ahora llegan los temidos depredadores en, quizás, la mejor representación de la peli en videojuego.

Y es que, a grandes rasgos, la saga de Predator trata de un Depredador alienígena que sale a cazar mercenarios que a su vez quieren abatirlo. Todo ello dentro de lo más profundo de la selva. Por lo tanto para poder jugar hacen falta 5 personas, porque le juego es completamente online. Una de las personas hará el papel de depredador y los otros cuatro jugadores serán los mercenarios que, en plena misión por otro objetivo se encontrarán a la temible criatura.

Al elegir partida tendremos unos tiempos de referencia de lo que vamos a tardar en encontrar partida. Obviamente, en nuestra experiencia, ha sido más rápido entrar a jugar dentro de un plantel de humanos que como el Predator, pero si queréis esperar un poco más y no tenéis prisa, vuestra opción es la del villano. Si queréis una partida rápida o tenéis un equipo bien conformado, elegid el equipo humano o incluso la opción aleatoria, en la que podréis ser o uno u otro indistintamente.

Si decidimos ser Predator, a priori estaremos en inferioridad de condiciones debido a que solo somos 1 contra otras 4 personas. De todas formas el Predator cuenta con una serie de habilidades que le dan una ventaja extra y le hacen ser letal frente a los otros. El Depredador se mueve muchísimo más ágilmente que el resto. Puede trepar por los árboles y caminar por las ramas, con lo que le es más sencillo pasar desapercibido. Además tiene una capa de invisibilidad que le hace ser casi indetectable.

Posee una gran capacidad de salto que le permite asaltar a las víctimas que se encuentran en soledad, es decir, si un miembro del equipo de mercenarios se despista y el Predator se da cuenta de ello, prácticamente es un miembro menos del equipo contrario. La misión del Predator es acabar con todas sus víctimas antes de que un helicóptero las recoja y así no puedan huir. Otra de las ventajas tácticas del Predator es la vista térmica que le permite visualizar a los enemigos de forma clara entre toda la maleza, al estilo de las películas.

El Depredador bien utilizado con sigilo y haciendo del factor sorpresa una punto a favor puede ser letal, pero hay que conocer bien todas sus habilidades, ya que, en esta ocasión, no es como Jason en Viernes 13, donde era invencible prácticamente, no, si aquí nos pillan en terreno abierto, tened por seguro que los mercenarios van a acabar con vosotros.

Aparte de toas estas ventaja, también el Predator cuenta con distintas armas como su espada ancestral, su cañón de hombro, lanzarredes para cazar a los despistados mercenarios, fusiles de plasma, lanzas… Y otros objetos como trampas, señuelos y distintas habilidades que vamos desbloqueando a medida que subimos niveles y que van mejorando la efectividad de nuestro personaje.

En cuanto a los mercenarios, antes de pasar a la personalización, podemos decir que si somos uno de ellos, en primer lugar vamos a ir con una vista en primera persona, cosa que no sucede con el Depredador, ya que este va en tercera persona, algo que facilita mucho el ir de rama en rama. Bueno, cuando somos los mercenarios, se nos ordena hacer una misión dentro de la selva, ya sea sabotear una base de narcotraficantes, eliminar a un objetivo concreto, etcétera. A medida que vamos progresando en la misión van apareciendo objetivos nuevos. Todo lo tendremos que completar con el fin de poder huir en un helicóptero en un punto de extracción.

Mientras estamos en medio de la misión aparecerán enemigos controlados por la máquina que nos pondrán algo más complicada la misión, aunque no demasiado. Sin embargo el clímax llega cunado aparece el Depredador junto con los otros enemigos. Ya ahí la cosa se va a poner complicada y deberemos realmente tener bastante conjunción en el equipo y tener claros los objetivos o eso va a ser una carnicería, os lo decimos por experiencia propia.

Para poder sobrevivir al Depredador y al resto de enemigos vamos bien pertrechados. Primero contamos con 3 soldados más, que en la mayoría de las ocasiones nos van a ayudar si estamos en apuros ya sea librándonos del fuego enemigo, llamando la atención del bicho o incluso levantándonos del suelo si nos caemos y perdemos la vida. También contamos con un buen arsenal de armas entre varios rifles de asalto, de francotirador o ametralladoras pesadas y lanzamisiles. También secundarias como subfusiles, pistolas, granadas y otras ventajas que mejorarán al personaje y que igual que el depredador, vamos a ir desbloqueando a medida que vayamos mejorando el nivel cogiendo experiencia al matar bots, al completar objetivos y al dañar al Predator.

Otro punto interesante es la personalización. Predator es el gran protagonista y el que más cascos, armaduras y distintos ítems podemos colocarle. Un gran arsenal de máscaras que van desde la habitual de la película moderna hasta la de 1987. Podemos seleccionar el sexo, el color de las rastas y hasta la pintura de guerra. En cuanto a los mercenarios también podremos seleccionar el sexo y varias caras y peinados y una gran cantidad de accesorios. En este sentido nos ha gustado mucho el detalle de poder personalizar a nuestro individuo y que sea diferente al del resto de jugadores.

Gráficamente el juego luce muy bien a pesar de que en algunos puntos la tasa de Frames baja, pero son los menos y permiten jugarlo sin ningún problema. También a veces la carga de texturas no es todo lo rápida que se podría esperar, aún así el nivel de detalle de los Predators y toda la ambientación del escenario nos mete de lleno dentro de la película. En esto los desarrolladores han querido hacer mucho énfasis y ser muy fieles a la saga, pero eso si, centrados en la última película, no en las anteriores.

El sonido también es algo vital y se ha recreado perfectamente todos los efectos que hace la bestia. La música dentro de la partida es buena y te hace meterte de lleno y vivir toda la tensión y hasta terror que puede producir el enemigo. Destacar que el juego viene doblado y traducido al español, algo que se agradece.

Predator: Hunting Grounds es un juego de combate asimétrico en el que cuatro personajes formarán parte de un equipo militar mientras que otro tomará el papel de Depredador. Illfonic ha aprendido de sus fallos en Viernes 13 y aquí pule bastante el movimiento y la desventaja de uno de los bandos. Todo se iguala en la selva, una selva recreada a la perfección como si estuviéramos en la película de Predator. El personaje está muy bien realizado, tal cual aparece en el film y jugar con él o con los mercenarios es diversión asegurada. No podemos más que felicitar al estudio desarrollador Illfonic porque nos ha traído el mejor juego inspirado en la franquicia de Predator y además, muy divertido para jugar con tus amigos a través del online.