Quantcast

Solo una de cada cuatro personas con discapacidad en edad laboral en España trabaja y su salario es casi un 17% inferior

En España, solo el 25,8% de las personas con discapacidad en edad laboral trabaja, frente al 65,9% de personas en edad laboral sin discapacidad y su salario medio bruto anual es de 19.726,8 euros mientras que el de un trabajador sin discapacidad es de 23.764,8 euros, un 16,8% más.

Estas son algunas de las conclusiones del V Informe del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (Odismet) de Fundación ONCE, presentado este miércoles en el transcurso de un acto que abrió el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, y en el que el coordinador de Odismet, Luis Enrique Quifez, expuso los detalles de esta radiografía de la realidad laboral de las personas con discapacidad en el país, que servirá también para analizar el futuro de su empleabilidad tras la pandemia.

El coordinador de Odismet precisó que el objetivo es aportar conocimiento y ofrecer una “mejor visibilidad” al colectivo y añadió que el empleo será uno de los ámbitos que “más va a sufrir a corto y medio plazo” los “efectos” de esta “emergencia” que, a su juicio, se podrán ver “casi con toda seguridad” en el próximo informe.

En este punto, consideró “imprescindible” disponer de datos “de calidad” y reivindicó la importancia de contar con datos también con respecto al colectivo de personas con discapacidad con respecto al cual hay todavía un “largo camino por recorrer” en este sentido. A su juicio, debería ser “algo natural” que la “variable discapacidad” estuviera presente en todos los estudios para realizar un análisis “en profundidad y con solvencia” sobre la realidad del empleo de las personas con discapacidad.

El estudio desvela que se trata de un “colectivo diverso, un colectivo de colectivos” en España, donde hay 1.899.800 personas con discapacidad de entre 16 y 64 años, lo que representa el 6,3% de la fuerza laboral del país y que la tasa de paro de estas personas se sitúa en el periodo analizado en el 25,2% frente al 15,1% de la población en general.

En cuanto a formación, el coordinador de Odismet lo estimó “clave para la inclusión laboral” y señaló que el mayor porcentaje tiene un nivel de estudios secundarios (58,2%) si bien también destaca el 20% que tiene estudios primarios, el 16,9% que posee estudios superiores y el 4,9% de aquellos que no poseen ningún tipo de formación.

Asimismo, destacó la “altísima tasa de temporalidad” de las personas con discapacidad, puesto que el 89,3% de los contratos formalizados a este colectivo de trabajadores tiene carácter temporal y señaló que en 2019 se formalizaron 354.991 contratos a personas con discapacidad, lo que representa el 1,6% del total.

SERVIMEDIA