Quantcast

Análisis Super Toy Cars 2 – Un magnífico heredero espiritual de MicroMachines

Hace unos años, los MicroMachines eran uno de los juguetes más de moda entre los niños de esa época. Pequeños coches en miniatura pero de marca. Tuvieron tanto éxito que se hicieron hasta videojuegos. Hoy de la mano de Eclipse Games, el estudio español, llega Super Toy Cars 2, una segunda parte de la saga y con clara inspiración en estos MicroMachines pero con otras mezclas.

Nos encontramos ante un juego de carreras de coches en miniatura a lo largo de unos cuantos circuitos basados en escenarios que bien podrían ser reales. En total tenemos ante nosotros 16 circuitos tan variados como el cuarto de juguetes de un niño, un casino, un jardín, una barbacoa o incluso un restaurante típico de los años 50.

La imaginación está al poder de los escenarios y realmente tenemos mucho detalle en cada circuito. Distintos caminos, distintas rutas, atajos, objetos movibles como por ejemplo fichas del casino, juguetes en la pista o demás objetos sorpresa que no os vamos a desvelar. Super Toy Cars mezcla varios modos de juego. En principio las carreras normales son un compendio de todos estos modos que se agrupan en el modo Carrera. Aquí tendremos que correr a lo largo de una serie de copas destinadas a una clase de coche determinada.

El juego nos pone 15 coches de 5 clases diferentes: Coches locos, Muscle Cars, Gran Turismo, Monoplazas y Superdeportivos. Los coches locos por ejemplo cuentan con la Van típica de la época Hippy o un escarabajo clásico, los Muscle cars son los coches americanos estilo Mustang; Los Gran Turismo son coches rápidos y de lujo; los monoplaza son los vehículos más rápidos y de carreras y los Superdeportivos son lo que su propio nombre indica, coches inspirados en los vehículos de calle más famosos del mundo.

En cuanto a los modos de juego, el modo carrera cuenta con varias copas con limitación de vehículos y con carreras de estilos diferentes. Carreras normales con ítems al más puro rollo Mario Kart, carreras de destrucción como los Destrucción Derby o contrarrelojes donde el último queda eliminado en cada vuelta. Hay hasta 7 modalidades distintas y en todo momento el juego nos ofrece algo nuevo, no tenemos esa sensación de estar corriendo siempre lo mismo. Cada campeonato consta de 4 carreras y el que más puntos saque, lo gana y desbloquea vehículos nuevos y nuevas opciones.

También tenemos el modo carrera simple en donde escoger modalidad, circuito, coche y a correr las vueltas y en la dificultad que hayamos elegido. Para practicar circuito o probar coches está genial. Así como el modo multijugador que permite correr carreras al estilo Mario Kart con Ítems o simplemente carreras limpias sin objetos de por medio. También podremos escoger qué categoría es la adecuada para correr o correr directamente con todos los coches permitidos.

También por correr y ganar obtenemos recompensas, con ellas podremos mejorar los vehículos en algunos aspectos como manejo, ruedas, velocidad, tracción y así tener una mejor conducción. También hay unos cambios estéticos como distintos tipos de colores para todos los coches. También se van desbloqueando a medida que vamos compitiendo contra el resto de jugadores.

En cuanto al control, no podemos hacer más que rendirnos. Super Toy Cars 2 no es un juego demasiado pretencioso en cuanto a presupuesto ni es un triple A, sin embargo los chicos de Eclipse han sabido crear un control muy manejable y bueno que responde perfectamente y sirve de supletorio para los que no tengan los juegos anteriormente mencionados.

El derrape tiene 3 fases de carga, como Mario Kart o Crash Team Racing y cuanto más derrapemos, más velocidad turbo tendremos al soltarlo. Derrapar es una gozada e igualmente está muy bien implementado el sistema. También se puede observar como lo coches más lentos son más fáciles de manejar que los más rápidos y por ello antes de meternos de lleno en los Monoplaza o Súperdeportivos, hay que coger el control del juego con el resto de clases e ir paulatinamente avanzando y mejorando según la línea de aprendizaje.

Gráficamente el juego cumple sin grandes alardes aunque el juego de luces y los escenarios están muy bien realizados. Nos ha gustado mucho el poder correr en el casino o incluso en medio de una barbacoa. También tenemos que destacar la música con varios estilos diferenciados que podemos mezclar o solo escuchar un estilo. Estos son Alternativa, Pop y Electrónica. Una divertida ambientación para motivarnos en carrera. Destacar también que el juego viene traducido al español.

Super Toy Cars 2 es uno de esos juegos españoles que se inspiran en una franquicia que triunfó hace unos años y que realmente no tienen nada que envidiarle al resto. Cuenta con elementos de otros juegos que hacen de este un producto innovador, con rejugabilidad, con su modo online y con diversas opciones de personalización. Si quieres echarte unas carreras divertidas con amigos o con gente a través de Internet, Super Toy Cars 2 y su excelente control te lo ponen fácil. Sin duda una gran opción para tu consola y además producto español.