Quantcast

La oposición reclama explicaciones a Interior por las palabras de la Guardia Civil sobre los bulos contra el Gobierno

Partido Popular, Vox y Ciudadanos coincidieron este domingo en reclamar al Gobierno explicaciones sobre unas palabras en torno a los bulos contra el Gobierno del general de la Guardia Civil, José Manuel Santiago en su comparecencia del domingo, tras la reunión del Comité de Seguimiento del Coronavirus.

Preguntado en la rueda de prensa en La Moncloa por los bulos, el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, expuso: “Nosotros estamos trabajando con nuestros especialistas en dos direcciones: a través de la jefatura de información con el objetivo de evitar el estrés social que producen todas esta serie de bulos y otra línea de trabajo es también minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno. Todos estos bulos luego los tratamos de desmentir a través de nuestras redes sociales”.

Estas palabras despertaron las críticas desde el PP, en concreto su portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, anunció que su formación pedirá la comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y de otros altos cargos del Ministerio para que expliquen en la Cámara Baja estas afirmaciones del general. A su juicio, se trataría de “una prueba dramática de la capacidad del Gobierno para pudrir las instituciones”.

Preguntados por estas críticas, tanto el titular del Interior como la ministra de Defensa, Margarita Robles, defendieron la libertad de expresión cuando fueron preguntados por las palabras de este mando de la Benemérita en la rueda de prensa que ofrecieron tras la reunión de la Conferencia de Presidentes.

Marlaska, al ser inquirido por esta cuestión, reconoció que no había escuchado estas declaraciones, aunque consideró que podría deberse a “un lapsus del general al contestar” en el caso de haber sido con esa literalidad. “Evidentemente estamos en Estado de derecho y el estado de alarma no cambia ni modifica nada” en estos términos, subrayó a continuación.

LIBERTAD EXPRESIÓN

El ministro llegó a decir que, “evidentemente, la crítica es lo más sano” en un Estado de derecho y “más en circunstancias como las que trágicamente estamos viviendo”. Dicho esto, recalcó que el combate de los bulos implica perseguir las formas “engañosas, torticeras e indebidas” que generan “gran alarma social y con un riesgo objetivo para el orden público”. “Ahí no entra para nada la crítica”, enfatizó.

Robles tomó la palabra a continuación para hacer una defensa férrea de la libertad de expresión, “algo sagrado y reconocido en nuestra Constitución”, y para subrayar que “las críticas son muy asumibles en democracia y el derecho a la crítica siempre es muy bien recibido” porque “nos permite a todos avanzar”.

La ministra trasladó “el máximo respeto a la libertad de expresión” y al papel de los medios de comunicación que están cumpliendo “un papel esencial en democracia” en este momento de emergencia sanitaria. “Defensa a ultranza de la libertad de expresión por parte de este Gobierno”, remarcó.

Sin embargo, la portavoz parlamentaria del PP no se contentó con esta respuesta por parte del Gobierno y consideró que en realidad el del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil ha sido “el lapsus de la verdad”.

AL CONTROL PARLAMENTARIO

Hasta el líder del PP, Pablo Casado, salió al paso de estas declaraciones pidiendo directamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez que explique “si ha ordenado a los Cuerpos de Seguridad coartar la libertad de expresión de los ciudadanos en redes sociales para tapar sus errores”.

“Sería gravísimo”, alertó el líder de la oposición a través de un mensaje en su perfil de Twitter, al tiempo que insistió en que la Guardia Civil no está “para minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”.

El PP incluso llevará este asunto al Pleno que tendrá lugar en el Senado el próximo martes, según anunció el portavoz de la formación en la Cámara Alta, Javier Maroto, quien juzgó “impresentables” las afirmaciones del general de la Benemérita.

Así, el próximo martes, el PP pedirá explicaciones a Marlaska sobre este asunto, al considerar que “en este lapsus el Gobierno se delata y destapa por error que están trabajando para eliminar en las redes sociales opiniones contrarias a Sánchez y su gestión durante la crisis”.

En concreto, los populares exigirán a Marlaska en el Pleno del Senado que aclare si “está el Ministerio del Interior trabajando para evitar opiniones contrarias al Gobierno en las redes sociales por su gestión en la crisis del Covid-19”.

A este respecto, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, pidió esta tarde a la Comisión Europea que investigue si en España se está trabajando para intentar minimizar las críticas al Gobierno de Sánchez por su gestión de la crisis del coronavirus.

Montserrat anunció que enviará una pregunta con este asunto a la Comisión Europea para que se tomen medidas al respecto si se confirman “las declaraciones de hoy que apuntan a un ataque evidente y muy grave contra las libertades”.

ACCIONES LEGALES

Desde Vox subieron el nivel al considerar que “el Gobierno traspasa todos los límites con una orden ilegal” y la formación de extrema dereha que lidera Santiago Abascal directamente anunció acciones legales tras lo que consideran un “reconocimiento, por parte de un general de la Guardia Civil, de trabajar para minimizar el clima contrario a la gestión del gobierno».

Abascal, a través de varios mensajes en la red social Twitter, afirmó que el Gobierno quiere “matar la libertad de expresión usando una institución querida por los españoles, la Benemérita. Están dinamitando la Constitución y la democracia” este Ejecutivo que trabaja “en destruir la democracia y arruinar a la nación para implantar una dictadura chavista”.

Interpondrán acciones legales contra el ministro y contra “ese general que ha reconocido públicamente un delito gravísimo contra la libertad de expresión que es un derecho fundamental”.

En total, avanzó, “contra los que han dado esas órdenes y contra cualquier funcionario que las acate, porque son evidentemente ilegales al tratar de proscribir e ilegalizar de facto la oposición democrática y la crítica al gobierno”.

Pese a las explicaciones del Ejecutivo, desde Ciudadanos, su portavoz en el Congreso, Edmundo Bal, consideró una “declaración gravísima y muy preocupante” las palabras del general y avanzó que piden “su comparecencia y la del ministro Marlaska”.

Tras la polémica y las críticas de los partidos de la oposición, desde la Guardia Civil aclararon este domingo que la labor de monitorización que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en las que participa la Guardia Civil, está “destinada exclusivamente a detectar aquellos bulos y desinformaciones que generan un gran nivel de estrés y alarma social, especialmente en temas de salud”.

“Se hace siempre con escrupuloso respeto al derecho a la libertad de expresión y a la crítica”, aseguraron desde la Benemérita, incidiendo en que “se monitorizan los bulos que pretenden generar alarma social” pero “nunca la libertad de expresión”. Es más, aseguraron que la Guardia Civil “es uno de los principales garantes de la libertad de expresión”.

Por último, en defensa del general de la Guardia Civil salió el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, quién a modo de “resumen” calificó de “bulo” lo ocurrido.

“La Guardia Civil persigue los bulos, porque algunos incurren en delitos. El jefe del Estado Mayor se equivoca (es obvio) en la rueda de prensa”. Pero “se empieza a difundir, entre alaridos, que la Guardia Civil persigue las opiniones contrarias al Gobierno. No. Es un bulo”, sentencia Echenique.

SERVIMEDIA