Quantcast

Un vídeo muestra hasta dónde llegan las cepas tras un estornudo o un golpe de tos

Un estudio llevado a cabo por una científica del Massachusetts Institute of Technology (MIT) concluye que las cepas emitidas durante un estornudo o un golpe de tos superan con creces la distancia social de dos metros impuesta por los gobiernos. Las partículas, como demostraron en un vídeo grabado a cámara lenta, cubren una distancia de hasta ocho metros tras ser emitidas por el cuerpo humano.

El estudio, realizado por Lydia Bourouiba, profesora de la citada universidad y publicado en ‘ JamaNetwork’, concluye que las indicaciones dadas desde organismos como la OMS se basan en información desactualizada y la norma de mantenerse a dos metros de distancia podría no ser efectiva. Desafortunadamente, según la profesora asociada del MIT, “las gotas que contienen patógenos de todos los tamaños pueden viajar de 23 a 27 pies (de 7 a 8 metros)”, informa ‘Infobae’.

“Un estornudo humano puede expulsar gotas de líquido y organismos potencialmente infecciosos. La expulsión dura hasta 150 mseg y luego pasa a una nube de turbulencia libre. Las gotas más grandes se depositan rápidamente a una distancia de 1 a 2 m de la persona. Las gotas más pequeñas y de evaporación quedan atrapadas en la nube turbulenta, permanecen suspendidas y, en el transcurso de segundos a unos pocos minutos, pueden recorrer las dimensiones de una habitación y aterrizar hasta 6 a 8 m de distancia”, advierte la especialista.