Quantcast

El PSOE urge la reforma penal para hacerla “entendible” al “resto de justicias europeas”

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, defendió la necesidad de reformar el Código Penal al tiempo que abogó por “homologarlo” y hacerlo “entendible” en relación con el “resto de justicias europeas, para que no nos pase como con la justicia alemana, la justicia belga o la británica”.

Lastra, en una entrevista en TVE, siguió la estela que marcó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, cuando apostó por “acompasar comportamientos democráticos, asumidos en la vida cotidiana de España, a tipos penales que ya alguna sentencia nos advirtió que sonaban extraños”, aludiendo a las decisiones judiciales de tribunales europeos ante los encausados por el ‘procès’.

La ‘número dos’ del PSOE comentó que la reforma será impulsada “a instancias del Gobierno” y que “será un proyecto de ley que traiga a la Cámara” una vez se apruebe en Consejo de Ministros.

“Lo importante”, dijo, “es que el Gobierno y el PSOE están convencidos de que hay que hacer esta reforma, que es una reforma amplia, y que tenemos que hacerlo pronto”, reconoció.

Aunque se le preguntó por los delitos de sedición y rebelión, Lastra se refirió al “consentimiento expreso en los casos de agresión sexual, que a mí realmente es lo que más me preocupa, y lo que está pasando con algunos partidos y lo que está pasando en algunos juzgados de nuestro país cuando se trata de violación”.

“Por eso a mí sí me urgiría que llegara pronto al Congreso la modificación del Código Penal”, reconoció. Además, admitió que aún están “en un trámite muy primigenio de esa modificación” y que “todavía” no se ha acordado si la reforma iría por procedimiento de urgencia.

Lastra indicó que los socialistas “siempre hemos sido conscientes de que hay que modificar algunos delitos” y señaló que fueron “conscientes de que había que modificar” sedición y rebelión “pero sobre todo por lo que nos estaban diciendo otros tribunales europeos”.

“Había que homologarlo y, sobre todo, hacer entendible nuestro Código Penal al resto de justicias europeas para que no nos pase como con la justicia alemana, la justicia belga o la británica. A raíz de todo esto es cuando decidimos que había que modificar el Código Penal”, concluyó.

SERVIMEDIA