Quantcast

Los bancos de alimentos españoles recogieron en noviembre casi la mitad de lo acumulado en toda Europa

Los bancos de alimentos integrados en la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal) recogieron en la séptima Gran Recogida, que tuvo lugar en noviembre, un total de 21 millones de kilos. Esta cifra supone casi la mitad de lo que se acumuló en toda Europa a través de iniciativas similares impulsadas por la Federación Europea de Bancos de Alimentos (FEBA) y sitúa a España, por tercer año consecutivo, a la cabeza en este tipo de donaciones en todo el continente.

Así lo anunció este miércoles Fesbal a través de un comunicado en el que subrayó que los ciudadanos franceses alcanzaban los 11 millones de kilos de alimentos no perecederos mientras que en Italia fueron 8,1 millones de kilos los recolectados, lo que equivale a más de 16 millones de comidas.

A nivel europeo, la iniciativa consiguió recoger unos 45 millones de kilos gracias, también a la participación de Albania, Austria, Bélgica, República Checa, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Polonia, Portugal, Serbia, Eslovenia, Suiza, Ucrania y Reino Unido, que se sumaron el pasado año.

Según los cálculos de Fesbal, Francia, Italia, Polonia, Reino Unido y España consiguieron recoger más de 41 millones de kilos de alimentos en sólo dos días y los datos de España “constatan” que los españoles siguen siendo “los más generosos”.

Para el director general de Fesbal, Miguel Fernández, es una “satisfacción y un orgullo nacional” que España se encuentre en el “primer puesto de las colectas nacionales de Europa”. “Es todo un logro gracias a la colaboración de miles de superficies de venta, a la solidaridad y movilización de cientos de miles de voluntarios y, sobre todo, a la inmensa generosidad de los millones de ciudadanos españoles, cuyo esfuerzo a la hora de donar hay que agradecer”, apostilló.

Estas “gigantescas recolectas” permiten a las organizaciones seguir colaborando con las personas en situación de necesidad durante los meses de invierno y les ayudan a reponer las estanterías de sus almacenes con una “inyección rápida” de gran cantidad de alimentos y de una gama de productos nutritivos que no reciben “regularmente”.

SERVIMEDIA