Quantcast

Las personas con discapacidad intelectual tendrán su propia plataforma representativa dentro de Plena Inclusión

Plena Inclusión prevé que la futura Plataforma de Representantes de Personas con Discapacidad Intelectual esté lista a finales de septiembre del presente año, según declaró su presidente, Santiago López, durante un encuentro informativo organizado por la agencia Servimedia y esta confederación.

Según explicó, esta plataforma será “el último eslabón para que las personas con discapacidad intelectual formen parte de nuestra organización de manera activa y conseguir así uno de los retos que nos hemos propuesto para 2020: el coliderazgo”.

La idea surgió en el mismo congreso en el que la entidad -antes conocida como FEAPS- decidió adoptar el nombre de Plena Inclusión “a partir de las propuestas de las propias personas con discapacidad intelectual que empezaron a reclamar su espacio”.

“Empezaron entonces a crearse las primeras entidades específicas en cascada”, cuyo último paso será la constitución de la plataforma de representantes, dijo.

Según López, su propósito es que la nueva entidad se constituya a finales de septiembre en el encuentro que tendrá lugar en Toledo. Antes, en junio, “queremos tener lista toda la estructura jurídica”, afirmó.

NOVEDADES

Con todo, López mantuvo que “el entramado de Plena Inclusión no cambiará mucho” pues las personas con discapacidad intelectual “llevan ya años colaborando en la junta directiva, asesorando a las asociaciones y también trabajando en el grupo de apoyo a la dirección”.

La novedad consiste en que la nueva plataforma estará compuesta sólo por personas con discapacidad intelectual”, prosiguió, “siempre con el apoyo de nuestros profesionales”.

“Serán ellos mismos quienes decidirán su forma jurídica, cómo elegir al presidente, cuántas vicepresidencias tendrán…”, explicó. “Además, está por ver que su estructura coincida exactamente con la de nuestra organización”, admitió López, porque “no en todas las asociaciones y federaciones se han creado organizaciones de personas con discapacidad intelectual”. “Lo que no tiene ningún sentido es que los familiares o los técnicos se lo impongamos. Tienen que ser ellos quienes decidan autoorganizarse y participar”, subrayó.

APRENDIZAJE

A su juicio, el nacimiento de esta plataforma obedece “a la evolución y al aprendizaje a lo largo del tiempo”. “En las reuniones de personas con discapacidad intelectual solía participar siempre algún familiar directivo y vimos que no se decían las mismas cosas. La conversación no fluía de la misma manera, ellos no se expresaban igual”, recalcó López.

Por eso, “siempre con la mochila de apoyos de Plena Inclusión”, se mostró seguro de que esta plataforma será un vehículo mejor para que las personas con discapacidad intelectual expresen sus objetivos y los defiendan.

Se trata de que participen en la organización y la colideren. En el futuro, “nuestro presidente puede ser perfectamente una persona con discapacidad intelectual”, concluyó.

SERVIMEDIA