Quantcast

La FAD lanza ‘Defiende lo obvio’ para sensibilizar sobre los riesgos que entrañan las apuestas en menores

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) presentó este miércoles la campaña de sensibilización social ‘Defiende lo obvio’, cuyo objetivo es concienciar sobre el “volumen creciente” de menores que apuestan con dinero real como una forma de ocio más, unos 500.000 el año pasado, así como alertar sobre los riesgos que esta práctica entraña para su desarrollo.

Así lo manifestó durante la presentación de esta iniciativa la directora general de la organización, Beatriz Martín Padura, quien precisó que este proyecto “refleja mucho el espíritu de FAD” y lo hace a través de un “mensaje sencillo, muy directo y claro y muy de FAD” que invita a “reflexionar y a posicionarse” frente a un “tema que preocupa a la fundación”.

El proyecto, que apela a la “responsabilidad común” a través del hashtag #DefiendeLoObvio y parte del hecho de que los menores no deben apostar porque, además, es ilegal, estará activa durante el primer semestre del año y consta de tres spots de televisión de 20 segundos, cuñas de radio, tres gráficas para prensa y publicidad exterior y la web ‘www.defiendeloobvio.com’.

Un sitio en el que, destacó Martín Padura, están alojadas todas estas creatividades pero en el que también “se facilitan consejos e ideas sobre cómo identificar el problema así como pautas de actuación” que “sirvan de herramienta” en este sentido.

Todo ello para “sensibilizar a la población general de que es un tema que tiene que entrar en la conversación” así como a los jóvenes en torno a una actividad que, según FAD, “puede derivar en una conducta problemática o en la adicción”. “Nos preocupa la adicción, pero nos preocupa aún más que el juego con apuestas se haya convertido en una práctica integrada en el ocio juvenil porque es una conducta que conlleva riesgos claros”, apostilló.

Por su parte, la secretaria general de FAD, María Renovales, puntualizó que lo que más preocupa a la fundación es la edad de inicio al juego con dinero en apuestas ‘online’ y presenciales, que se sitúa en los 14 años, así como la “disponibilidad” que tienen los menores para acceder a este tipo de actividades y su “baja percepción de riesgo” en torno a una “práctica integrada en su ocio”.

HACE UNA DÉCADA NO EXISTÍA

“Es un problema que hace diez años no existía, ha irrumpido desde hace cinco o seis años en España”, denunció, para a continuación advertir de que las consecuencias de estas conductas de riesgo se manifiestan en forma de ansiedad, nerviosismo, insomnio, irritabilidad, descontrol y aumento en el gasto de dinero, mentiras como forma de “encubrir” la actividad, empeoramiento o mala relación con la familia, hurtos en casa, problemas en el rendimiento escolar o absentismo, distanciamiento del grupo de amigos que no juegan y “cambios” en sus actividades sociales.

“No queremos generar alarma, sino sensibilizar, que se conozcan los riesgos y que los padres sepan qué tienen que hacer como agentes educativos”, abundó, al tiempo que aseveró que la intención de FAD con esta iniciativa también es “llamar la atención de todos los sectores de la sociedad” apelando a su “responsabilidad” y haciendo que se sienta “tocada” para promover una juventud “más curiosa, critica, sensible, sana, responsable y más libre de apuestas”

Renovales subrayó la importancia de “poner de manifiesto la necesidad de proteger a los menores” y reconoció el “consenso” que existe actualmente en la sociedad española sobre la urgencia de “limitar” la accesibilidad de los menores a las casas de apuestas a las que acceden “de una forma muy sencilla” así como de garantizar que estas no se ubiquen en zonas próximas a centros escolares.

También abogó por regular la publicidad y el uso de prescriptores como “reclamo” en anuncios publicitarios “aprovechando su papel de referentes para los jóvenes”, pero ambas recordaron que estas medidas “tienen que tomarlas las administraciones públicas”.

La FAD, por su parte, puede “amplificar y liderar ese movimiento y demanda social que ya está en la calle” así como “formar y preparar a los jóvenes para que puedan afrontar de forma solvente los riesgos que puedan ir apareciendo” en este ámbito, consciente de que “queda mucho trabajo por hacer para que esto que es tan obvio nos implique a todos y para que disminuya el número de menores que juega.

El concepto creativo de la campaña ha sido desarrollado por la agencia Arnold, que ha colaborado con FAD de forma desinteresada, y en su difusión participarán varios grupos y medios de comunicación españoles, la mayoría presentes en el Patronato de la fundación.

SERVIMEDIA