Quantcast

Calvo impulsará un cambio en la fiscalidad de la Iglesia

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen calvo, destacó este miércoles que van a poner en marcha un plan de trabajo con la Iglesia que contemplará, entre otras cuestiones, un cambio en la fiscalidad de sus inmuebles, de manera que abonen el IBI “obviamente” de aquellos lugares no destinados al culto.

A pocas horas de reunirse con el nuevo nuncio del Vaticano en España, Bernardito Auza, Calvo avanzó que el Ejecutivo tiene por delante una “propuesta de trabajo que ahora va a empezar”, y que ya avanzó en el anterior mandato a la Santa Sede, en la que se incluye cambios en la situación fiscal de la Iglesia. En la reunión también abordarán las inmatriculaciones y asuntos en materia de educación.

Calvo, en una entrevista en la Ser recogida por Servimedia, reconoció que tiene una “expectativa muy positiva” por conocer a Auza, por su trayectoria “muy interesante” en Naciones Unidas y por su “defensa cerrada del multilateralismo y de emplearse a fondo en zonas de conflicto”.

La vicepresidenta apuntó que el Ejecutivo mantiene unas “relaciones muy buenas” con la Santa Sede y que, por los continuos contactos en la pasada legislatura, le consta que la “disposición” de la Iglesia es “muy buena” y está, también, en “disposición de colaboración y puesta al día en muchos ámbitos”.

Preguntada sobre si mantendrán la casilla para la Iglesia en la declaración de la renta, una de las principales fuentes de ingreso, Calvo admitió que tienen “un espacio abierto de reflexión ahí”.

SERVIMEDIA