Quantcast

Trapero, sobre el 1-O: “Era poco imaginable ver cómo la gente defendió las urnas como si les fuera la vida en ello”

El jefe de los Mossos d´Esquadra en el otoño de 2017, Josep Lluis Trapero, explicó que lo que se encontraron los binomios de agentes que envió a los colegios electorales para cumplir la orden judicial de impedir el referéndum del 1-O fue una sorpresa: “Era poco imaginable ver cómo la gente defendió las urnas como si les fuera la vida en ello”.

Se expresó así al tratar de explicar al fiscal que los Mossos se vieron sorprendidos por la firmeza de los ciudadanos a la hora defender los colegios electorales. “Esa defensa de las urnas era bastante difícil de entender”, aseguró.

El fiscal Miguel Ángel Carballo sometió a Trapero a un intenso interrogatorio sobre la actuación del cuerpo en los días previos a la celebración del referéndum y al cumplimiento de las instrucciones dadas por el Ministerio Fiscal y por los jueces.

En ese sentido, le preguntó por la iniciativa ‘Escoles Obertes’ que se desarrolló durante los días previos a la votación con el objetivo de ocupar los colegios y mantenerlos operativos hasta la jornada del 1-O, desafiando la prohibición del Tribunal Constitucional. Preguntado por el motivo de que no se desalojara a los ocupantes de los colegios y se clausuraran, Trapero aseguró: “No entendimos que estaban preparando el referéndum y lo mismo ocurrió con el resto de cuerpos policiales y el coordinador policial”.

Insistió, no obstante en que los Mossos cumplieron las órdenes de Fiscalía y fueron a los colegios a ver si había preparativos. Las patrullas, continuó, tomaron nota de las actividades “formativas, lúdicas, festivas”, que se desarrollaban en los colegios y que son “habituales” en las escuelas. Insistió también en que la orden judicial no les facultaba a sacar a la gente de las escuelas antes del 1-O y en que “no en todas” se preparaba el referéndum.

“Me puede decir que interpretamos mal algunas órdenes, pero hicimos lo que se nos dijo en cada ocasión” repitió Trapero ante las insistentes preguntas del fiscal sobre la actuación de Mossos el 1-O.

El mayor de los Mossos defendió la actuación del cuerpo y dio datos. Según su declaración, se enviaron 172 atestados a los jueces y se intervino en “110 o 119 colegios” que se acabaron cerrando tras “vencer la resistencia pasiva”. El fiscal le respondió que de esas actuaciones no hay ni una sola imagen, a lo que Trapero repuso que existen los atestados policiales.

SERVIMEDIA