Quantcast

La DGT utiliza 30 lectores de matrícula para ‘cazar’ vehículos sin la ITV en vigor

La Dirección General de Tráfico (DGT) dispone de 30 lectores de matrícula en las carreteras para comprobar si los vehículos que circulan llevan la ITV en vigor y usará esos dispositivos esta semana en el marco de una campaña de vigilancia y control de las condiciones de los vehículos.

El riesgo de fallecer o de tener heridas graves en un accidente de tráfico se duplica en los vehículos de 10 a 15 años de antigüedad en comparación con los de menos de cinco años, según destacó este lunes en un comunicado la DGT.

Tráfico indicó que esta situación “preocupa mucho” en el organismo dirigido por Pere Navarro, motivo por el cual incluye una campaña anual dedicada a la vigilancia de los vehículos que circulan por las carreteras.

La campaña comenzó este lunes y se prolongará hasta el próximo domingo, en la que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el resto de policías locales y autonómicas que se sumen a la iniciativa prestarán una especial atención al adecuado mantenimiento y la puesta a punto de todos los elementos de seguridad de los vehículos (neumáticos, frenos, luces, señalización, parabrisas sin daños, etc.).

Además de la vigilancia que realicen los agentes, la DGT utilizará los sistemas de control y monitorización que tiene instalados en la carretera (lectores de matrícula) para comprobar si los vehículos van con la ITV en vigor. En el caso contrario, se procederá a la correspondiente denuncia.

Por otro lado, la DGT subrayó que el correcto mantenimiento de un vehículo contribuye decisivamente a asegurar unas condiciones de seguridad adecuadas a lo largo de su vida útil.

Estas condiciones de seguridad son verificadas periódicamente en las inspecciones técnicas. En las últimas verificaciones telemáticas realizadas por Tráfico, se detectó que un 1,64% de los vehículos detectados no llevaban la ITV en vigor.

NEUMÁTICOS Y LUCES

Tráfico recalcó que los neumáticos son “los grandes olvidados” en materia de seguridad. Aproximadamente más de un millón de vehículos (un 5% del total) circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 milímetros; tener un desgaste irregular por una mala suspensión o una alineación incorrecta, y circular con una presión errónea.

Por otra parte, Tráfico señaló que la finalidad de las luces de los vehículos no sólo es la de ver, sino también la de ser visto, ya que cada vehículo en circulación es, en la práctica, un obstáculo para los demás, por lo que la delimitación de su presencia también es significativa.

Para que la conducción se realice en condiciones de seguridad, aconsejó prestar una especial atención al uso, mantenimiento y regulación de los faros, para disponer de luz suficiente y no deslumbrar a quién circula por las mismas vías públicas.

Además de las luces y los neumáticos, los agentes también controlarán durante la campaña de esta semana la placa de matrícula (que sea visible y no esté deteriorada o manipulada), el parabrisas (que no tenga daño alguno) y la documentación obligatoria del vehículo (permiso de circulación y tarjeta de la ITV y pegatina correspondiente, visible en la luna delantera).

SERVIMEDIA