Quantcast

Iglesias afronta un cómodo cónclave de Podemos, desde el Gobierno y sin críticos andaluces

Podemos celebrará este viernes la reunión del Consejo Ciudadano Estatal que prometió su secretario general, Pablo Iglesias, la misma noche electoral, pero en una situación mucho más cómoda que la que parecía entonces. Lo hará desde el Gobierno de España, sin representantes de la siempre crítica federación andaluza y su principal interés estribará en conocer quién será el portavoz de la Ejecutiva del partido.

La reunión está convocada a las 16.30 horas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde Podemos celebra tradicionalmente las reuniones de su máximo órgano entre asambleas ciudadanas, equivalente al Comité Federal del PSOE.

Además, el encuento se iniciará, también como siempre, con una intervención en abierto del propio Iglesias, tras la que comenzará el debate entre los consejeros y los secretarios generales autonómicos o sus delegados.

Entre éstos, destaca la ausencia, confirmada a Servimedia desde Podemos Andalucía, de cualquier representante de la organización territorial más crítica del partido, la dominada por la corriente interna de Anticapitalistas a la que pertenecen la secretaria general, Teresa Rodríguez, y el alcalde de Cádiz, José María González, ‘Kichi’. Cuando Rodríguez faltaba, solía acudir a los consejos ciudadanos su secretario de Organización, Pablo Pérez Ganfornina, pero no será así en esta ocasión.

El motivo esgrimido para esta ausencia es que Adelante Andalucía, la marca en la que quiere convertir Rodríguez su espacio político, celebrará precisamente este fin de semana en Mollina (Málaga) un encuentro bajo el lema ‘Andalucía Horizonte 2023’ para lograr autonomía respecto a Podemos. La intención última es que Adelante Andalucía se convierta en las sucesivas convocatorias electorales en una especie de confluencia como los Comunes en Cataluña.

Adelante Andalucía y los Anticapitalistas en general se han mostrado críticos durante el último año con, primero la intención, y luego la consecución, de un Gobierno de coalición en el que Unidas Podemos apuntala al PSOE renunciando a impugnar el orden político, a los socialistas como partido hegemónico de la izquierda y también al proyecto y el programa fundacionales de Podemos.

Sin embargo, el haber logrado acceder al Gobierno, tras una llamada de Pedro Sánchez a Iglesias al día siguiente de las elecciones que éste no podía sospechar cuando prometió analizar los resultados en un Consejo Ciudadano, ha debilitado la posibilidad de que las desavenencias internas se extendieran de Andalucía a otras comunidades.

Logrado el objetivo que persiguió la dirección, el Consejo de este viernes, que se aplazó hasta después de la investidura de Sánchez, servirá principalmente para que el secretario general exhiba el éxito que muchos pusieron en duda en los últimos meses y para remodelar el Consejo de Coordinación y adaptarlo a la nueva situación derivada del paso de algunas de sus figuras más destacadas al Ejecutivo, como Irene Montero, Ione Belarra, Noelia Vera, Nacho Álvarez y el propio Iglesias.

La principal incógnita, una vez designados Pablo Echenique como portavoz parlamentario y Sofía Castañón como portavoz adjunta, es quién pasará a ocupar el puesto de portavoz del Consejo de Coordinación, órgano ejecutivo del partido, y responsable por tanto de las tradicionales ruedas de prensa de los lunes.

SERVIMEDIA