Quantcast

El tiempo se complica con temperaturas bajas, nieve y lluvias fuertes

La situación atmosférica “se complica” a partir del domingo por la formación de una borrasca en el Mediterráneo y un pasillo de aire frío que posibilitarán “temperaturas bastante bajas”, lluvia “intensa” y un temporal invernal “importante” en zonas del norte y orientales de la Península y Baleares, donde las “nevadas pueden ser cuantiosas e importantes”.

Así lo avanzó este jueves a Servimedia uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, aunque aún habrá que esperar unas horas para precisar la ubicación de esa borrasca que se formará como consecuencia del “descuelgue de aire frío sobre la Península” y la presencia de un “anticiclón potente” en las Islas Británicas.

Ese pasillo de aire frío “hará que bajen mucho las temperaturas”, indicó. El temporal invernal, además, irá acompañado de “viento bastante intenso” en la vertiente mediterránea y Baleares, con lluvia fuerte en esas regiones y la presencia de nieve en “cota baja”, pudiendo llegar hasta los 300-600 metros en zonas del este y norte peninsular, dando lugar a nevadas abundantes en zonas del interior del tercio este, que podrían afectar de forma más débil al resto de la mitad oriental y zona centro.

Esta situación se mantendrá en la primera mitad de la semana que viene, con tendencia a ir mejorando a partir del miércoles 22, aunque la incertidumbre aumenta de forma considerable conforme nos alejamos en el tiempo.

También es posible, agregó Del Campo, que esas nevadas “cuantiosas e importantes” causen problemas en los transportes y comunicaciones, en las citadas regiones y otras de la meseta.

Antes, como “aperitivo” a este tiempo invernal, las lluvias marcarán la jornada del viernes en Galicia y las comunidades cantábricas, Castilla y León y Extremadura, donde también bajará el termómetro hasta en cinco grados, dando paso al retorno de las heladas en el centro y la meseta norte.

El sábado, un nuevo frente dejará “lluvia generalizada” en la península. Aunque las precipitaciones no serán “intensas ni abundantes” sí serán “extensas”. Bajará la cota de nieve y se instalarán las heladas en numerosos puntos y “puede llover en cualquier parte de la Península”, agregó.

SERVIMEDIA