Quantcast

La diabetes gestacional aumenta la predisposición del bebé a desarrollar enfermedades metabólicas

La diabetes gestacional altera la función de las células precursoras fetales y aumenta la predisposición del bebé a desarrollar enfermedades metabólicas durante la vida adulta, según un estudio desarrollado por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) y del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (Iispv).

Los investigadores han demostrado que las alteraciones metabólicas provocadas por la diabetes gestacional afectan a la funcionalidad de las células madre de membrana amniótica, células de origen fetal y con una importante función inmunológica, y que dichas alteraciones se relacionan con parámetros metabólicos del bebé, indicando una mayor predisposición a desarrollar enfermedades en el futuro, según indica el Ciberdem en un comunicado.

La diabetes mellitus gestacional (DMG) es un tipo de diabetes que afecta entre el 6-15% de todos los embarazos y que se relaciona con un elevado riesgo para el bebé de sufrir sobrepeso y obesidad, diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares durante el desarrollo de su vida adulta. Estudios poblacionales sugieren que los hijos de madres que desarrollan DMG pueden presentar hasta el doble de posibilidades de desarrollar sobrepeso y entre 4 y 8 veces más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 a lo largo de su vida.

Durante la diabetes gestacional, la placenta, que es responsable de proporcionar oxígeno y nutrientes al feto, sufre alteraciones que modifican su función, pudiendo comprometer la salud del bebé.

En esta nueva investigación, que publica la revista ‘Stem Cells Translational Medicine’, los investigadores del Ciberdem en el Iispv se centraron en determinar si la diabetes gestacional podría dejar huella en los precursores fetales de la membrana amniótica, en concreto sobre las células progenitoras que llevan a cabo procesos de recambio y de regulación del sistema inmunitario (AMSC, por sus siglas en inglés) y si esto podría estar relacionado con resultados adversos en la descendencia.

Para ello, este estudio, realizado en el Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII, llevó a cabo un reclutamiento y seguimiento de un total de 18 mujeres embarazadas programadas para realizarles cesárea electiva (9 con DMG y 9 con tolerancia normal a la glucosa).

Los resultados obtenidos demostraron que las células madre AMSC de mujeres con diabetes gestacional tienen una menor capacidad de proliferación y de diferenciarse en otros tipos celulares. El estudio determinó que estas células presentan un perfil más inflamatorio y una mayor capacidad para invadir otros tejidos y reclutar al sistema inmunológico, favoreciendo una reacción inflamatoria.

“Mostramos que la diabetes mellitus gestacional da como resultado una desregulación de genes implicados en la inflamación en las AMSC, que han sido asociados con el desarrollo de resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, obesidad y aterosclerosis”, explican en un comunicado Francisco Algaba-Chueca y Sonia Fernández-Veledo, primer y última firmante del artículo, respectivamente.

Estos datos apuntan a que las células madre de membrana amniótica “podrían constituir una herramienta para estudiar las células del feto de manera indirecta, abriendo la posibilidad a investigaciones más predictivas y/o diagnósticas de la diabetes gestacional”, valoran los investigadores. “Aun así, se requieren estudios adicionales para terminar de comprender las posibles implicaciones de las alteraciones en las células madre sobre el riesgo de desarrollar complicaciones metabólicas para el bebé”, señalan.

SERVIMEDIA