Quantcast

González Laya se impone como prioridad “reenfocar” la política de cooperación

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, proclamó este lunes que una de sus prioridades al frente de la diplomacia española será “reenfocar” la política de cooperación al desarrollo, una materia en la que España “lo puede y lo sabe hacer muy bien”.

Así se pronunció González Laya durante la ceremonia de traspaso de la cartera de Exteriores que recibió de manos de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que se ha encargado de la diplomacia española durante el último mes y medio tras asumir Josep Borrell su puesto como Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE.

La ministra estuvo arropada por la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño; por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; por el de Sanidad, Salvador Illa; por el secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano; por el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia; por la secretaria de Estado de la España Global, Irene Lozano; por el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero; y por la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, entre otras autoridades.

El acto comenzó con una breve alocución de Robles en la que dejó claro que “no hay mayor honra que servir a España desde cualquier ministerio” para, posteriormente, presentar a González Laya como una persona con un claro “compromiso de servicio” al país.

Esto le sirvió para aseverar que el Gobierno trabajará para proyectar internacionalmente la imagen de España hasta “donde se merece”, apuntando que todos los ministros que lo conforman se caracterizan por ser “servidores públicos” que “creen en España”.

Tras la lectura del real decreto de nombramiento de González Laya como ministra de Exteriores, ésta tomó la palabra para agradecer a Robles el “cariño y la atención” que ha prestado al Ministerio durante los últimos 18 meses, y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la confianza que ha depositado en su persona para encargarle esta responsabilidad.

La ministra afirmó que es un “gran honor”, una “gran responsabilidad” y una “gran oportunidad” la asunción de la cartera de Exteriores, una “gran oportunidad”, reiteró González Laya, para “posicionar a España en el lugar que le corresponde en Europa y en el mundo”; para desarrollar “más geopolítica” y “apalancar” las virtudes de España con la labor de Borrell en Bruselas; para “profundizar” las relaciones con América Latina y el Caribe; para “reforzar los lazos” con África, un continente “hermano y vecino”; y para aprovechar el potencial comercial que ofrece Asia.

También señaló que desde Exteriores centrará sus esfuerzos en defender “los valores democráticos, los derechos humanos, el multilateralismo, la paz, las personas, la prosperidad y el planeta”.

A su vez, dejó claro que una de sus prioridades será “reenfocar” la política de cooperación al desarrollo, una asignatura en la que España “lo sabe y lo puede hacer muy bien”, y el “enfoque de género, empezando por esta misma casa”.

Por su parte, dijo ser consciente de la “lista de cuestiones internas” que afectan directamente al Ministerio de Exteriores, tales como su nueva sede o la mejora de las condiciones laborales de sus miembros, y comprometiéndose a abordarlas “sin prisa, pero sin pausa”.

Por último, exclamó, para despejar las dudas que pudieran existir, que “Spain is back; Spain is here to stay (España ha vuelto; y lo ha hecho para quedarse”.

SERVIMEDIA