Quantcast

Escrivá promete subir las pensiones con el IPC y cerrar el déficit de la Seguridad Social

El nuevo ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se comprometió este lunes a garantizar la actualización de las pensiones conforme al IPC y a cerrar “de manera rápida y efectiva” el déficit de la Seguridad Social.

Así lo dijo Escrivá durante el acto de traspaso de carteras en el que recibió de manos de Magdalena Valerio la correspondiente a Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en presencia de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño; la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaà, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. También asistieron representantes de los agentes sociales y el exministro de Trabajo Valeriano Gómez, entre otros.

Tras agradecer la confianza depositada en él por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y confesar los “sentimientos complicados” por recibirla de una persona como Valerio de la que destacó su “coherencia”, enumeró los retos de cara al futuro y “muy similares a los de los países de nuestro entorno” que “urge” afrontar.

En primer lugar citó la inclusión, explicando que la desigualdad es “uno de los grandes retos”, y marcó como objetivo las políticas para la recuperación y el tránsito de los colectivos más desfavorecidos a “la participación justa en esta sociedad”. En esta línea, citó el “futuro” ingreso mínimo vital como una herramienta “eficaz” para ello.

En segundo lugar, señaló la solvencia del sistema de pensiones como otro asunto a resolver. Subrayó que el objetivo es “reforzar la solvencia y dar certidumbre” a pensionistas y trabajadores a corto, medio y largo plazo. “Garantizaremos la actualización de las pensiones conforme al IPC y nuestra propuesta pretende cerrar de manera rápida y efectiva el déficit de la Seguridad Social”, prometió. Hizo referencia al consenso entre fuerzas políticas y agentes sociales para llevar a cabo una reforma del sistema de pensiones “equilibrada” y “sostenible económicamente y socialmente”, y a los trabajos iniciados en el Pacto de Toledo como “excelente punto de partida”.

En último lugar, planteó una política migratoria “que ponga el foco en el largo plazo” y con la prioridad de la “inclusión social y económica de los inmigrantes”.

Escrivá incidió en que la citada agenda “reformista” se llevará a cabo mediante políticas basadas en debates técnicos y evidencias, y “apostando por el diálogo permanente” con agentes sociales y formaciones políticas.

SERVIMEDIA