Quantcast

Los termómetros se desploman este fin de semana

Los termómetros se desplomarán este fin de semana en España, sobre todo en Castilla y León, y se romperá la situación de bloqueo anticiclónico que llegará a su fin después de 18 días de estabilidad, lo que permitirá la llegada de algunas lluvias en el noroeste peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En declaraciones a Servimedia, la portavoz de la Aemet, Beatriz Hervella, subrayó que hará frío “por debajo de las temperaturas habituales para esta época del año” y que las precipitaciones serán “escasas”, pues prácticamente sólo en Galicia se tendrá que abrir el paraguas.

Esta “estabilidad” permanecerá “previsiblemente” hasta el miércoles en gran parte de la Península, debido a la presencia de dos anticiclones “prácticamente unidos” y ubicados sobre el continente europeo y las Azores.

En la previsión para este sábado, la portavoz destacó que volverán la estabilidad y las nieblas, que se producirán principalmente en la Meseta Norte, Valle del Ebro y se darán heladas débiles en el interior, mitad norte y Pirineos.

Durante esta jornada, añadió Hervella, “se producirá un descenso generalizado de las mínimas”, que en el centro estarán en torno a 4 o 5 grados por debajo de las habituales para la época del año.

Las máximas subirán en zonas montañosas, como ocurrirá en Pirineos, donde los termómetros estarán tres grados por encima de lo habitual. Se dará “poca precipitación”, sólo está prevista en la zona norte de las islas Canarias, Melilla y quizás Baleares. Soplarán los vientos alisios moderados en Canarias y en el Mediterráneo se sentirá por la mañana el viento del nordeste de forma puntual. La Aemet espera para este sábado avisos por temperaturas mínimas bajas, niebla en Lérida y mala mar en el Mediterráneo, situación costera “que amainará”.

AVISOS POR FRÍO

La jornada del domingo estará marcada por los avisos activos por temperaturas mínimas bajas, convirtiéndose en el tercer día consecutivo de bajada en las máximas, ya que “van a ir bajando las mínimas en la mitad sur peninsular”. Mientras, las máximas subirán en las zonas altas y se repetirán las nieblas y las heladas serán “moderadas”.

La estabilidad continuaría, según la portavoz, durante el lunes y el martes, “salvo Galicia” pues el miércoles “pueden avanzar más los frentes” y dejar lluvias no sólo en la comunidad gallega, también en otros puntos del Noroeste.

Para ilustrar la situación dominical, Hervella apuntó que las temperaturas previstas en capitales como Zamora, León y Valladolid estarán entre -3 y +4 grados, registros que podrían darse con máximas incluso negativas en otras localidades de esas provincias.

SERVIMEDIA