Quantcast

Medidas esenciales para no dejar a merced de ladrones y okupas los inmuebles en vacaciones

Los índices de hechos delictivos que atentan contra las viviendas se incrementan notoriamente cada día. Los inmuebles con más riesgo son aquellos que son objeto de ausencias prolongadas, por ejemplo, durante los periodos vacacionales como verano y navidades, o los que tienen pocas o nulas medidas de seguridad, que son prioritarias como sistemas de alarmas y cámaras de vigilancia.

Las cifras de robos en domicilios han venido en aumento sostenido durante los últimos años en España, al igual que las ocupaciones ilegales de viviendas. En lo que se refiere al robo, en el periodo que comprende el 2007 y el 2018, es decir poco más de una década, aumentaron más del 70%, según datos aportados por el Ministerio del Interior, situación que ha generado preocupación y toma de acciones a través de planes de seguridad por parte de las autoridades.

Los informes señalan, además, que al día ocurren al menos 2.500 robos en residencias, una cifra que puede estar representando sólo el 60% del total de estos hechos delictivos, teniendo en cuenta que una gran parte de éstos no son denunciados.

Otra situación que atenta contra el resguardo de los inmuebles es la de las ocupaciones ilegales, las cuales cada vez tienen más incidencia en el país. Se dice que han aumentado 12 veces en la última década, a razón de 33 casas ocupadas a diario, incrementándose el índice un 58% en los últimos cinco años.

Según las cifras oficiales que se manejan, unas 10.000 viviendas actualmente están afectadas con los llamados “okupas”, sin embargo, se estima que sea mucho más alto el índice ante el gran número de casos que no son denunciados, muchas veces por temor a represalias.

Inmuebles con más riesgos

Los índices de robos y ocupaciones ilegales de viviendas se disparan aún más durante las épocas vacacionales, bien sea verano o navidades, así como cuando por algún motivo, las casas deben quedarse solas durante un tiempo prolongado.

A esto se suma el riesgo que supone, que muchas casas no tienen medidas de seguridad suficientes o simplemente ni tienen, lo que hace inmediatamente necesario adoptar algunas que son imprescindibles, entre las que destacan alarmas para hogar, por ser sistemas de alerta muy efectivos, más aún si se decantan por aquellas que están conectadas a una señal receptora.

Ventajas de las alarmas para el hogar

Para la instalación de los sistemas de alarmas existen dos modalidades, un paquete con pago de mensualidad o uno sin cuota. La diferencia está en que el primero estará permanentemente conectado a una central receptora y el otro no.

Entre los dos sistemas la mayoría se decanta por el que se paga por cuota, al ser muy eficiente. La principal ventaja radica en el hecho de estar conectado a una central receptora de una empresa de seguridad, en la cual estarán permanentemente pendientes de verificar las activaciones de las alarmas, de tal manera que se puedan monitorizar las incidencias en el inmueble.

En el momento de comprobarse un hecho irregular como la presencia de un intruso, se dará aviso al cuerpo de seguridad más cercano para que acuda al lugar para prevenir o frustrar el hecho delictivo, de ser el caso.

Es importante seleccionar una compañía que preste un servicio eficiente para que el sistema de alarmas realmente sea efectivo. En este sentido, es oportuno mencionar a la empresa de seguridad Tyco, la cual cuenta con la trayectoria y experiencia que la convierte en referente en el sector. Destaca por ofrecer un sistema de seguridad que garantiza una total cobertura en todos los accesos del inmueble, tanto para hogares como para negocios.

Los expertos de seguridad de la empresa realizan la asesoría necesaria para que se pueda seleccionar el sistema que mejor se adapte a cada propiedad. Trabajan con primeras marcas como Johnson Controls, que tiene diversidad de equipos con excelentes funciones, tales como un sistema real de detección de inhibición, además de aplicaciones para tener absoluto control sobre la alarma.

Las cámaras de vigilancia, otra medida a tomar

Para reforzar la seguridad en el hogar o negocio, más aún en momento de ausencias prolongadas como los periodos vacacionales, las cámaras de vigilancia también están entre las medidas de seguridad esenciales.

En cuanto a los equipos, es importante señalar que los mismos se basan en dos tipos de tecnología, los sistemas que cuentan con cámaras analógicas y los que suponen funcionalidades más avanzadas ya que trabajan con internet, es decir, tienen comunicación por vía IP. Estos equipos sofisticados permiten tener un control permanente, local y remoto, de todo lo que ocurre en el inmueble, protegido en tiempo real, grabando constantemente audios e imágenes.

Otras acciones que se deben realizar

Aparte de todos los beneficios que se obtienen instalando sistemas de seguridad conectados a centrales receptoras y de monitorización, es importante tener en cuenta algunas medidas en el momento de dejar durante un tiempo el inmueble solo, lo que generalmente, ocurre en periodo de vacaciones.

Una medida primordial es asegurarse de que los accesos, puertas y ventanas, estén perfectamente cerrados. Actualizar las cerraduras, instalando sistemas digitales que funcionan con códigos de seguridad es ideal para reforzar la seguridad.

Aunque no parezca importante, una recomendación oportuna es dejar el jardín bien cuidado antes de partir, ya que un jardín poco cuidado y abandonado puede hacer notar aún más que el inmueble está solo.

La instalación de focos inteligentes es una muy buena medida también. Se tratan de dispositivos que se pueden controlar a través de apps para su encendido y apagado. Una casa a oscuras de noche es muy atractiva para los delincuentes.

Pedir a los vecinos de confianza echar un vistazo no está de más, como tampoco estará de sobras, dar aviso a la oficina policial más cercana acerca de la ausencia de la propiedad, para que los responsables de la ley estén pendientes de la vivienda con más énfasis durante los ratos de patrulla que realicen, y así verificar que todo esté en normalidad.

No hay que olvidarse, en cuanto a la seguridad física de la estructura, de desconectar todos los aparatos eléctricos, así como cerrar las llaves de paso de agua y gas.