Quantcast

El Hospital Dr. Negrín realiza una simulación clínica en quirófano para formar a médicos residentes de Anestesiología en situaciones de crisis

El objetivo prioritario de esta iniciativa es que los MIR potencien sus capacidades profesionales para la práctica de la anestesia y entrenen las habilidades técnicas y no técnicas, principalmente, en situaciones críticas

La seguridad y calidad en este campo se basan en un entrenamiento repetido y graduado de situaciones de emergencias

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado, a través de su servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor, una simulación clínica en el bloque quirúrgico incluida en el programa de formación de sus médicos residentes. El objetivo prioritario de esta iniciativa es que los residentes potencien sus capacidades profesionales para la práctica de la anestesia y entrenen las habilidades técnicas y no técnicas, principalmente, en situaciones críticas.

Desde el servicio de Anestesiología del centro hospitalario inciden en la importancia que encierra la gestión de la crisis con todos sus recursos como son el liderazgo, la toma de decisiones, la comunicación eficiente, la anticipación y planificación, el trabajo en equipo, el conocimiento del entorno, la distribución de la carga de trabajo, la reevaluación dinámica y la utilización óptima de los recursos. Por este motivo, los doctores del servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor, Sandra Martín y Carlos Ramírez, responsables de la actividad de simulación en el servicio, forman a los médicos residentes, preparándolos para los eventos adversos que pueden ocurrir en la práctica clínica, dado que la Anestesiología y Reanimación es una especialidad de alta precisión que requiere una vigilancia estrecha y continua, en donde la toma de decisiones dinámicas adquiere gran importancia.

Los MIR tienen a su disposición un manual de crisis y deben trabajar en equipo para solventar con éxito la situación. Entre los casos clínicos presentados durante la simulación clínica realizada se hace una pausa para realizar un ‘debriefing’, cuya finalidad es favorecer el apoyo intragrupal. Se realizan, además, varias sesiones durante el año con el objetivo de formar de la mejor manera posible a los profesionales.

La simulación clínica tiene la ventaja de permitir una formación estandarizada y se puede repetir en un ambiente que garantiza la seguridad del paciente. La seguridad y calidad en anestesia se basan en un entrenamiento repetido y graduado de situaciones de emergencias. Este aprendizaje está basado en los estándares de seguridad de la aviación comercial, donde entrenan y se familiarizan con todas las ayudas cognitivas y dispositivos que mejoran la calidad y la rapidez de respuesta. Este tipo de formación práctica fomenta, en gran medida, el trabajo en equipo.