Quantcast

Greenpeace: “2019 ha sido el año del despertar climático”

Greenpeace destacó este jueves que “2019 ha sido el año del despertar climático” y aseguró que “el mundo está más despierto que nunca” en este sentido, por lo que reclamó para 2020 que los políticos atiendan las demandas ciudadanas.

El director ejecutivo de Greenpeace España, Mario Rodríguez, indicó en un comunicado que “este año que acaba es el de las movilizaciones demandando acción ante la emergencia climática y contra la injusticia social”. “El mundo está más despierto que nunca y la lucha contra el cambio climático debe ser una prioridad máxima, atendiendo a los intereses de la sociedad. Para 2020 nos preguntamos: ¿escuchará la clase política a la ciudadanía?”, comentó.

Entre los aspectos positivos, Greenpeace destacó que la celebración de la Cumbre del Clima (conocida como COP25) en Madrid generó una atención social sin precedentes en España sobre el cambio climático y culminó un otoño de manifestaciones con la mayor movilización climática de la historia en España.

Valoró que Naturgy y Endesa hayan anunciado el cierre de todas sus centrales térmicas de carbón en la península entre 2020 y 2022, España produjo el 14 de diciembre toda su electricidad sin quemar ni un gramo de carbón por primera vez en su historia, el autoconsumo avanza con 10.000 instalaciones registradas y Greenpeace y Ecologistas en Acción paralizaron en los tribunales la eliminación de Madrid Central tras la victoria de José Luis Martínez-Almeida como alcalde de la capital española.

Además, indicó que este año el BBVA hizo pública una nueva política de prohibición de financiar el transporte de arenas bituminosas; se aprobó la Ley de Residuos de Baleares (que prohíbe en dos años los principales productos de plásticos de un solo uso); la Audiencia Nacional obligó a Fertiberia a depositar 65,9 millones de euros como fianza por daños de fosfoyesos en la marisma de Huelva, y la ciudadanía y las instituciones públicas van asumiendo que el consumo de carne tiene efectos en la salud del planeta y en el freno a la deforestación.

En el ámbito internacional, valoró las declaraciones de emergencia climática en el Parlamento Europeo, el Congreso de los Diputados y numerosos ayuntamientos e instituciones; miles de jóvenes protagonizaron movilizaciones sin precedentes en todo el mundo, el Consejo Europeo acordó descarbonizar la UE en 2050 y el Banco Europeo de Inversiones anunció el fin de la financiación a proyectos de combustibles fósiles a partir de 2022.

También destacó que el Parlamento Europeo ‘selló’ la directiva de plásticos de un solo uso, se liberaron 11 orcas y 87 belugas de la llamada ‘cárcel de ballenas’ en Rusia y ciudades como Barcelona, Copenhague, Estocolmo, Guadalajara, Lima, Londres, Los Ángeles, Milán, Oslo, París, Seúl, Tokio y Toronto se han comprometido a reducir el consumo de carne en sus instalaciones públicas, como colegios y hospitales.

SOMBRAS

Entre lo peor en España, destacó que el verano se ha alargado cinco semanas más y las olas de calor severas han aumentado 10 veces respecto a la década de 1980, el Mar Menor está en la UCI, el año acabará con menos del 45% de agua embalsada, la Comisión Europea reactivó el procedimiento sancionador contra España por incumplir los niveles de contaminación atmosférica en Barcelona y Madrid, País Vasco y Andalucía pretenden autorizar varios proyectos paralizados de ‘fracking’ y 14 grandes incendios forestales quemaron un 41% de la superficie arrasada por las llamas.

En el ámbito internacional, el pasado abril se alcanzó la mayor concentración de CO2 registrada en los últimos tres millones de años; los cuatro últimos años han sido los más cálidos jamás registrados, el hielo marino del Ártico cayó al mínimo histórico anual; la Cumbre del Clima tuvo un “resultado inaceptable”, la comunidad científica ya habla de la sexta extinción de especies en la Tierra; Rusia, Islandia y Corea bloquean un tratado para proteger al menos un 30% de los mares en 2030; el repunte de la deforestación en la Amazonia, y se han producido grandes incendios forestales en todo el mundo.

10 RETOS PARA 2020

Por otro lado, Greenpeace fijó 10 retos para 2020, entre ellos que se eleve la ambición climática y la UE presente un nuevo plan de reducción de emisiones con un objetivo de al menos una reducción de emisión de gases de efecto invernadero del 65% menos en 2030 respecto a 1990.

También apuntó que el nuevo Gobierno español debe aprobar la Ley de Cambio Climático y un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima con objetivos más ambiciosos para cumplir con el límite de calentamiento de 1,5ºC; un sistema eléctrico 100% renovable en 2030, y mecanismos de mitigación y adaptación ante la emergencia climática.

Menos vuelos peninsulares en favor de una red ferroviaria accesible, un Tratado Global de los Océanos que proteja el 30% de los océanos para 2030, leyes suficientemente ambiciosas que permitan reducir la producción y comercialización de envases y productos desechables, una gestión forestal y campañas de extinción de incendios que tengan en cuenta el contexto de cambio climático y un acuerdo comercial entre la UE y los países del Mercosur que contemple los impactos sobre el medioambiente, el clima y los derechos humanos son otros retos.

La lista de ‘deberes’ se completa con la derogación de la denominada ‘ley mordaza’; la reforma de la Ley de Secretos Oficiales, que data de 1968, para adecuarla a las normas internacionales de transparencia y acceso a la información que permita un control efectivo al Gobierno en materia de exportación de armas, entre otras cosas, y que la UE apruebe medidas para evitar la importación de materias primas (madera, papel, soja, aceite de palma, carne, caucho, etanol, etc.) y obligue a las empresas a garantizar la ausencia de deforestación en la cadena de suministro.

(SERVIMEDIA)