Quantcast

10 consejos de la Policía Nacional para que no pierdas dinero con la Lotería estas Navidades

-

La Policía Nacional advierte sobre los engaños y riesgos más extendidos con motivo del sorteo navideño y ofrece 10 consejos para que no caigamos en este tipo de fraudes.

Todos los años por estas fechas, en las que se aproxima y se celebra el Sorteo Extraordinario de Navidad del 22 de diciembre, se producen fraudes relacionados con la compra de décimos, problemas a la hora de cobrar premios cuyo boleto comparten varias personas, dudas sobre la adquisición segura en la Red, participaciones falsas o venta de décimos supuestamente premiados, entre otros.

Para evitarlo, la Policía Nacional difunde una serie de consejos de seguridad, explicando también en qué consisten algunos de los fraudes más denunciados en relación con el sorteo navideño.

Conocer cómo se realizan los timos navideños puede ayudar al consumidor a identificar si está siendo víctima de una estafa.

1
Para que te toque, hay que jugar

Uno de los métodos más comunes consiste en que la víctima recibe una llamada de teléfono, un mensaje de texto, un correo electrónico o un mensaje a través de redes sociales. Este mensaje supuestamente proviene de una institución de confianza a la que suplantan la identidad corporativa y nos comunica que hemos sido agraciados con un premio de un sorteo en el que ni siquiera hemos participado. La intención de los estafadores puede ser desde hacerse con nuestros datos privados – incluso bancarios- hasta solicitar una transacción económica a su favor en concepto de cuota para acceder al premio, o con cualquier otra excusa.

En este tipo de situaciones, debemos evitar llamar a cualquier número que nos indiquen –suele tratarse de teléfonos de alta tarificación-, seguir el enlace web que nos propongan con la excusa de proceder al cobro del supuesto premio y, por supuesto, realizar cualquier pago. Cuando la comunicación se produce por escrito, podemos identificarlos también porque suelen cometer numerosas faltas de ortografía y tienen una deficiente redacción.

Atrás