Quantcast

Análisis Shovel Knight: King of Cards – La despedida del caballero de la pala

Casi 6 años tiene ya uno de los indies que más se ha jugado en este tiempo: Shovel Knight. El caballero armado con una pala ha ido recorriendo plataformas hasta poder jugarse en prácticamente todos los formatos actuales. Comenzó como un juego de plataformas sencillo pero poco a poco Yatch Club Games le ha ido añadiendo contenido tanto gratuito como de pago y con este King of Cards, con el caballero azulito convertido en un rey, su desarrollador da por cerrada, de momento su historia y dedicación al juego.

King Knight, el protagonista, debe convertirse en el verdadero rey de su mundo y para ello debe participar en Joustus, un divertido juego de cartas que está muy de moda en la región. Para ser el verdadero rey deberá derrotar en este juego a los tres campeones del torneo y conseguir el gran premio, la corona.

Así pues nos tocará llevar a King Knight a lo largo de los distintos niveles de esta nueva expansión en busca de cada campeón. Todos los escenarios se han creado desde cero y en pocas ocasiones veremos elementos repetidos del juego original. Así pues el juego tiene una nueva vuelta de tuerca colocando nuevas mecánicas como saltar sobre burbujas o incluso plataformas pegajosas que no dejarán que demos saltos impidiéndonos así este movimiento.

Se nota que Yatch Club Games ha puesto todo el mimo en ofrecernos una expansión con más cantidad de contenido diferente y sorprendente. Tendremos gran cantidad de rutas por recorrer y atajos en los niveles que permitirán que avancemos por otros caminos. Sin embargo si nos hemos dado cuenta de que los niveles son algo más cortos que los de la aventura original, eso puede ser bueno, porque si breve, 2 veces bueno, pero por otra parte nos deja con ganas de más.

A nivel de jugabilidad, seguiremos pudiendo embestir con nuestro caballero y una vez topemos con un objeto, ya sea un enemigo o un bloque destruible, giraremos sobre nosotros mismos y podremos excavar, acabar con otro enemigo o saltar entre plataformas. Esto deberemos controlarlo porque a veces hay que ser muy exquisito con el movimiento para no fallar en el siguiente paso. Además de esto, podremos desbloquear nuevas técnicas que no queremos desvelar.

Una de las novedades es el minijuego de cartas en el que deberemos controlar la mayor cantidad de slots con gemas para ganar la partida moviéndonos según la posibilidades tanto nuestras como de nuestro rival según las tarjetas. Nos ha gustado bastante esto por su originalidad. Es muy fácil de jugar y de aprender, podremos conseguir cartas nuevas para mejorar nuestro mazo. Un modo que le da un aire nuevo al juego y que permite variar.

Por supuesto que hay gran cantidad de rivales en el juego de cartas pero también de enemigos diferentes y jefes finales en la aventura que nos harán exprimirnos bastante y combinar técnicas para ir eliminándolos y avanzando. Algunos jefes finales si que nos han gustado más que otros pero en general están nivelados y nos han gustado bastante.

Gráficamente sigue luciendo como el juego base con ese estilo retro tan encandilador. Una pequeña maravilla que da gusto ver en movimiento. La banda sonora sigue estando a gran nivel y nos ha encantado.

Esta nueva expansión de Shovel Knight: King of Cards nos da más contenido con nuevas fases, más contenido e incluso un minijuego que da más variedad a los modos de jugabilidad. Sin duda Yatch Club Games se nota que lo han trabajado y se han esforzado en ofrecer calidad y una razón por la que seguir jugando al juego. Si te gustó Shovel Kinght sin duda este King of Cards es una opción ideal para volver al juego y para ampliar su aventura.