Quantcast

Ventajas que consigues al reformar tu casa en base a los gustos que tienes

Una de las características propias de los españoles guarda relación con la variedad. Los gustos cambian radicalmente al comparar los de unos y otros habitantes del país, hecho que es palpable en multitud de aspectos: vestimenta, dieta, etcétera. Sin embargo, se trata de un factor no demasiado apreciable en los hogares.

Muchos de ellos carecen de personalidad, lo cual puede pasar factura a nivel psicológico. Todo lo contrario sucede si se lleva a cabo una reforma con la que se consiga adaptar la vivienda a las preferencias de cada propietario. En caso de que te convenza el presupuesto y sigas adelante con el procedimiento hogareño no tardarás en obtener ventajas como las que describiremos a continuación.

 

Recuperar energía de manera más efectiva

Ponte en situación: tienes que volver a casa y absolutamente todo lo que hay en ella es de tu agrado. No solo hablamos de los muebles que tienes en el salón y el canapé abatible del dormitorio, sino también de aquello con lo que tratas a diario. Un claro ejemplo son las puertas de madera para interior.

En este caso no te mostrarás reticente a regresar a tu domicilio, sea cual sea el motivo que te lleve a hacerlo: haber terminado la jornada laboral, estar volviendo de unas vacaciones, etcétera. Precisamente quienes regresan tras un período veraniego no tienen tanto riesgo de acabar sumidos en la clásica depresión post-vacacional.

La misma, junto a otros problemas psicológicos, surgen en parte por no estar del todo a gusto con la decoración y todos los elementos en general que se encuentran presentes en la vivienda. De hecho, el propietario incluso hace todo lo posible por no regresar, haciendo tiempo en bares o centros comerciales para ir a casa prácticamente solo con el objetivo de dormir.

Por el contrario, con el ejemplo anteriormente descrito en el que las puertas, la cama y absolutamente todo está adaptado a los gustos del susodicho, las ganas de volver a casa se ven incrementadas. ¿Ello a qué ventaja da pie? Básicamente a que te recuperes del ajetreo del día a día de una manera mucho más efectiva.

Conforme mayor cantidad de tiempo pases en el hogar descansando o desconectando con las alternativas de ocio –plataformas de streaming, consola de videojuegos, etcétera– más pilas cargarás con tal de afrontar la jornada siguiente en plenas facultades no solo físicas, sino también mentales.

 

Mayor sensación de espacio: liberación de serotonina

En más de una ocasión, de forma repentina, debes haberte sentido mucho mejor contigo mismo e incluso con una mayor sensación de felicidad. Este tipo de situaciones se producen cuando tu cerebro libera sustancias como la serotonina.

Lograrlo no es demasiado complicado. Por ejemplo, una buena sesión de risas con un monólogo de calidad puede dar pie a que se produzca, así como el abrazo de un ser querido. Otra clara muestra reside en permanecer en un domicilio que haga gala de una gran amplitud.

Pero, ¿cómo conseguirlo si la vivienda por desgracia no presume de tener una considerable cantidad de metros cuadrados? Existen varias maneras de lograrlo, obteniendo por consiguiente esta reacción química cerebral tan positiva.

Una solución práctica y que no exige un gran desembolso consiste en instalar puertas correderas. El hecho de abrirse horizontalmente y no en ángulo, como sí sucede con las convencionales, se traduce en un importante ahorro de espacio. La sensación de amplitud hogareña se apoderará de ti, incrementándose si adicionalmente pones en práctica otro consejo.

El mismo se resume en colocar biombos que creen nuevos ambientes. Por ejemplo, supón que tienes un escritorio con un ordenador en pleno salón, el cual se caracteriza por ser bastante espacioso. La colocación de un par o tres de biombos darían forma a una especie de despacho. Psicológicamente agradecerás disponer de varios habitáculos distintos aunque no estén separados por paredes cuya reforma sería menos asequible.

Nivel de socialización por todo lo alto

 

Nuevamente hay que establecer una comparación para entender la importancia de reformar un hogar teniendo en cuenta tus propios gustos. Supongamos que los elementos de la vivienda no acaban de convencerte. Por ende, no te sentirás orgulloso del estilo visual, lo cual dará pie a que te muestres reacio a recibir invitados.

Amigos y conocidos sí se dejarán ver por tu domicilio si les invitas, mostrándote predispuesto a ello si quieres ‘presumir’ de un estilo propio del que te sientes plenamente satisfecho. Serán constantes las reuniones con amistades para ver partidos de fútbol, disfrutar de juegos de mesa o simplemente degustar una suculenta receta.

El nivel de socialización irá aumentando poco a poco. Según los psicólogos, el hecho de que un adulto se relacione con los demás es de vital trascendencia para evitar caer en ansiedades, fobias sociales y otras afecciones difíciles de tratar. Por todo ello, estar a gusto en tu propia casa se convierte en esencial si quieres gozar de una óptima calidad de vida.