Quantcast

La Consejería de Deportes iniciará las obras de construcción del primer campo de béisbol de Gran Canaria  en 2020

Las obras contarán con una inversión de 1,8 millones de euros, y se ubicará junto a la rotonda que conecta la Minilla, Ciudad Alta y el Hospital Negrín  

 

El consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano, ha mantenido una reunión técnica con su homólogo en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Aridany Romero y la gerente del Instituto Municipal de Deportes, Leticia López para aunar esfuerzos y poner en marcha proyectos deportivos que reviertan en los ciudadanos capitalinos y grancanarios.

En este sentido, tras esta reunión  se acordó  iniciar el próximo año las obras del primer recinto de béisbol y sóftbol homologado de la Isla, que se ubicará en la parcela anexa a la circunvalación, junto a la rotonda que conduce el tráfico de Ciudad Alta hacia el Hospital Negrín y la Minilla, contará con una inversión de 1,8 millones de euros.

El consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano, recordó que la partida que destina la Corporación insular a esta construcción responde al objetivo de que los ayuntamientos puedan  llevar a cabo inversiones que  puedan calificarse como financieramente sostenibles.  “Además”, añadió “es una demanda de aficionados y deportistas que solicitaban un lugar dónde desarrollar esta actividad, ya que este deporte ha experimentado un gran auge en la población grancanaria, hecho que se refleja  en la aparición de numerosos clubes. Este inmueble acogerá encuentros oficiales de ámbito nacional e  internacionales.”

Romero, por su parte, valoró la importancia “capital” y la “buena predisposición” recibida en “esta reunión de trabajo”, tras la cual quiero agradecer al consejero por su voluntad de “trabajar conjuntamente para seguir promocionando la actividad física y el deporte tanto en la capital como en toda la Isla”.

El proyecto contempla la creación de un graderío con capacidad para unas cuatrocientas personas y la construcción de dos aparcamientos: uno situado al oeste que dará servicio directo al campo de béisbol desde la cota alta de la calle Concejal García Feo; y el otro al este para uso general, que tendrá acceso directo desde la autovía de circunvalación.

Asimismo, bajo el graderío se habilitarán los vestuarios de los deportistas, las oficinas, sala de reuniones y un almacén. A su vez se reserva un espacio para el anotador oficial -persona encargada de llevar la anotación de las estadísticas oficiales- y para un túnel de bateo que servirá como lugar de entrenamiento. En esta intervención se creará también una zona de deportes al aire libre y un área dedicada a estiramientos y otras prácticas como yoga o meditación.