Quantcast

Análisis Monkey King: The Hero is Back – Leña al Rey Mono que es de goma

Basado en una película de animación que está a su vez ambientada en la historia del Rey Mono chino, este juego es la adaptación de la película Monkey King: The Hero is Back, que fue un gran éxito en el gigante asiático, y que, a pesar de ser un largometraje de 2015, llega cuatro años después desarrollado por el estudio Hexadrive y publicado en España por Koch Media

Nuestro protagonista es Dasheng, el apodo del Rey Mono, que tras haber sido encerrado por Buddha en una prisión helada por haber retado a los dioses, es liberado siglos después por el niño monje Liuer. Pero tras verse de nuevo en libertad descubre que Buddha le ha colocado un brazalete que no le permite usar sus poderes. Sun Wukong, que es el verdadero nombre del simio, deberá realizar buenas acciones para poder librarse del brazalete y recuperar sus poderes.

A partir de aquí comenzamos la historia que nos llevará a través de 10 niveles a conocer cómo se van desarrollándose los acontecimientos en un guión muy similar al de la película. El juego es de esos que se echan de menos. Un juego guiado a partir de pasillos en el que tendremos que ir enfrentándonos a los enemigos que se nos vayan poniendo por delante. A medida que vayamos avanzando y explorando los escenarios que son bastante cerrados y sin mucha libertad de movimientos, iremos encontrando distintos materiales con los que fabricar pociones, cuentas para volver a la vida, sellos que nos otorgan distintos efectos y objetos. Todo ello se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento desde el menú, eliminando el tener que ir a un punto determinado a hacerlo.

También iremos encontrando Dioses de la tierra ocultos por el mapa que harán que podamos mejorar tanto el número de golpes como la salud y la barra de poder mágico. Así pues con Monkey King: Hero is Back volvemos a esos juegos de principios de los 2000 pasilleros en el que nuestra forma de avanzar por los escenarios pasilleros es repartir mamporros con golpes fuertes y rápidos, esquivando y saltando. Podremos hacer combos entremezclando los golpes y realizar contraataques. También podremos hacer golpes finales, tirar objetos del escenario a enemigos.

Antes decíamos que tenemos una barra mágica que podemos subir, Esta barra la usaremos para lanzar ataques mágicos que iremos desbloqueando a medida que vayamos acabando con los distintos jefes finales de los niveles. Entre los poderes que Monkey King recupera son su bastón mágico, hechizos varios, más velocidad… También tenemos un componente rolero y es que a medida que eliminamos enemigos conseguimos almas, con estas almas se puede aumentar la potencia de los hechizos.

Algo de lo que adolece el juego es de variedad de enemigos. Realmente no hay demasiados enemigos y la variación de entre ellos la observamos en el color. A lo largo de las 10 horas de juego que os va a llevar Monkey King, también habrá jefes finales, pero tampoco hay demasiada variedad en ellos. Este es el punto más débil, pero a decir verdad, es un juego de no pensar demasiado y dar mamporros y en eso está la diversión. No tiene más profundidad que eso en el combate. La historia es buena e incluso algunos elementos de series de animación, como por ejemplo Goku, beben en su inspiración de este cuento clásico chino.

Gráficamente Monkey King: The Hero is Back luce muy bien y la recreación de los personajes de la película es exacta en el juego. La animación del protagonista está muy bien realizada y realmente no tenemos ningún reproche, gran calidad visual animada. La dirección artística también destaca con escenarios con muchos colores.

La banda sonora también está a buen nivel con melodías que ambientan en todo momento nuestro recorrido a lo largo de los niveles. Eso en cuanto a la música porque la sorpresa de verdad llega en el doblaje al español unido a los subtítulos también en español.

Monkey King: The Hero is Back tiene sus pilares en una gran película que fue un éxito en su día. Con estos mimbres, los chicos de HexaDrive nos regalan una buena historia dentro de una jugabilidad que sin ser demasiado compleja, es muy divertida y nos hará pasar unas buenas horas delante de la pantalla como si estuviéramos viendo la propia película pero manejando a su protagonista el Rey Mono. Koch Media nos presenta este Monkey King con un modo de juego al estilo de los títulos de hace unos años siendo un hack and slash pasillero pero lleno de magia. Dadle una oportunidad porque no os va a defraudar.