Quantcast

Bruselas avisa a España de que su presupuesto para 2020 conlleva un «riesgo importante» y el Gobierno le resta importancia

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, aseguró este martes que la carta remitida por la Comisión Europea a España por el Plan Presupuestario “no es una regañina”, sino “una constatación de que este país necesita un Presupuesto y un Gobierno”.

En declaraciones a los periodistas antes de participar en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, Montero se refirió así a la carta enviada por el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, en la que advierten que el crecimiento nominal del gasto público previsto en el Plan Presupuestario de 2020 que se envió la semana pasada a Bruselas es del 3,8%, por lo que apunta a una “desviación significativa” respecto al 0,9% recomendado.

Para Montero, “la carta viene a decir lo que el Gobierno está trasladando en los últimos meses, que urge tener un Gobierno a plena capacidad y presentar un Plan Presupuestario que permita acompasar los gastos con los ingresos y profundizar en la nueva fiscalidad con la que hacer frente no sólo al diferencial de ingresos respecto al PIB que tenemos con la UE, sino a que los gastos encuentren un equilibrio adecuado y a la reducción del déficit estructural”.

En este sentido, la titular de Hacienda destacó que la carta reconoce que el Plan Presupuestario está basado en un escenario a políticas constantes debido a la provisionalidad del actual Gobierno ante la convocatoria electoral del 10 de noviembre y que cuando haya un nuevo Ejecutivo y se tenga un Presupuesto se enviará un nuevo Plan Presupuestario actualizado.

“Evidentemente el esfuerzo fiscal que se requiere no se contempla en el Plan”, señaló Montero, para añadir que “el Presupuesto prorrogado arroja un dato de déficit que no es el que este Gobierno quiere comprometer con Bruselas”.

Además, Montero destacó que para 2019, año para el que ya no se espera aprobar un Presupuesto, la previsión es cerrar el déficit en torno al 2% y que esto, teniendo unas cuentas públicas prorrogadas, significa bajarlo en cinco décimas respecto al 2,5% de 2018, y que “ese esfuerzo la Comisión Europea lo pone en valor y lo agradece en nuestras reuniones”.

En la carta remitida este martes, en la Comisión reconocen ser conscientes de que el plan presupuestario enviado la semana pasada por el Gobierno español está elaborado sin introducir ningún cambio “en vista de la naturaleza provisional del gobierno” y que, por tanto, entienden que “la presentación del proyecto de presupuesto va a la zaga de su habitual calendario”.

En este sentido, la Comisión señala que el Plan Presupuestario no proyecta ningún cambio en el balance estructural en 2020 y que los servicios de la institución europea han recalculado los datos, apuntando “a una mejora del 0,1% del PIB, por debajo del ajuste estructural recomendado del 0,65% del PIB».

“Invitamos a las autoridades españolas a presentar, tan pronto como se envíe el proyecto de presupuesto para 2020 al Parlamento español, un plan presupuestario actualizado a la Comisión Europea y al Eurogrupo, que garantice el cumplimiento de la recomendación del Consejo para España”, señala la carta.

(SERVIMEDIA)