Quantcast

Vox se pregunta «dónde termina la educación en diversidad sexual» y «dónde comienza la corrupción de menores»

La diputada de Vox en la Asamblea de Madrid Alicia Rubio se preguntó hoy en el Pleno parlamentario «dónde termina la educación en diversidad sexual» y dónde se inicia «la corrupción de menores», respecto a los contenidos que se ofrecen en los centros educativos por parte de colectivos LGTBI.

Rubido dijo que quiere que se proteja “a todos por igual, no solo a los menores LGTBI» y añadió que la citada ley que respalda a este colectivo, “solo protege a un grupo concreto». Además, quiso saber quiénes son los colectivos que dan charlas en los colegios y «qué es lo que les avala» para que la Comunidad les permita acudir a los centros educativos a hacerlo.

«Yo creí en esos contenidos de género para evitar la violencia y fomentar la tolerancia, hasta que vi su trayectoria y que no tenía nada que ver con la tolerancia. Hasta ese momento no supe dónde terminaba la educación en diversidades sexuales y comenzaba la corrupción de menores», explicó.

«NUNCA HABIA OÍDO TANTO ODIO»

La diputada socialista Carla Antonelli comentó que “nunca” había oído en el Parlamento regional «tanto odio hacia otras personas que han luchado igual por la democracia y las libertades en España”. Y acusó a Vox de hacer “apología del odio hacia los LGTBI intentando impedir que los niños sean educados en el respeto».

Por su parte, la diputada de Unidas Podemos Beatriz Gimeno calificó de “ridículo” lo expresado por la parlamentaria de Vox. A su juicio, eso “demuestra que la historia y la sociedad «le ha pasado por encima».

El diputado de Más Madrid Eduardo Fernández Rubiño señaló que la formación de Santiago Abascal “se supera a sí misma en cada intervención» y recordó que las personas LGTBI «se criaron rodeadas de personas heterosexuales y referentes heterosexuales, escuchando películas heterosexuales, y ni les cambian, ni ha pasado nada”. Por eso, instó a Vox a que no tengan «tanto miedo a la diversidad» ni a que sus hijos conozcan «la realidad de España en el siglo XXI».

Asimismo, el diputado de Ciudadanos Tomás Marcos mantuvo que todos los alumnos deben encontrar reconocimiento y respeto en las aulas porque «lo habitual es la diversidad, y lo demás un cuento chino». Además, criticó que Vox intente relacionar «el libre ejercicio de la libertad sexual con la pederastia». Indicó que «no hay que hacer caricaturas de la homosexualidad ni de la bisexualidad «y consideró que «todos son ciudadanos libres, iguales y diversos».

Por último, la diputada del PP Lorena Heras aseguró que su partido defiende «la igualdad y la libertad educativa” y pidió a Vox que “deje, por favor, de cuestionar la labor de los profesionales educativos de nuestra comunidad autónoma».