Quantcast

La Tierra registra el septiembre más caluroso en 140 años

El mes pasado fue el septiembre más cálido en la superficie de la Tierra -desde que la serie histórica de temperaturas globales comenzara en 1880- al registrar 0,95 grados más que la media del siglo XX, según el último informe climatológico mensual de la agencia estadounidense NOAA (Administración Nacional Atmosférica y Oceánica).

El informe, recogido por Servimedia, indica que la temperatura combinada de la superficie terrestre y oceánica en septiembre fue la más alta jamás registrada y empatada con la de 2015.

Además, septiembre de este año igualó a septiembre de 2015 y junio de 2019 como 14º mes con la anomalía térmica más alta de la serie histórica, que abarca ya 1.677 meses. El récord continúa teniéndolo marzo de 2016 (1,31 grados más que la media del siglo XX). Septiembre de este año fue el 43º septiembre consecutivo y el 417º mes seguido con temperaturas por encima del promedio del siglo pasado.

El hemisferio norte tuvo el septiembre más caluroso en 140 años de registro histórico, con una temperatura superficial que superó en 1,24ºC la media del siglo XX, lo que supone 0,03ºC más que el anterior récord de 2016. Los cinco septiembres más cálidos de siempre son precisamente los cinco últimos.

El hemisferio sur contó con 0,64ºC más respecto al promedio del siglo pasado, lo que significa que el de este año fue el séptimo septiembre más caluroso desde 1880 y el más fresco desde el de 2013.

TIERRA Y MAR

El mes pasado resultó ser el septiembre más cálido desde 1880 en la superficie terrestre del planeta (1,42ºC más que la media del siglo XX, esto es, 0,04 que el récord anterior de 2016) y el segundo en la superficie oceánica, empatado con el de 2016 (0,78ºC más, lo que supone 0,07 menos que el de 2015, que continúa ostentando el valor más alto).

Septiembre de este año se caracterizó por tener condiciones más cálidas de lo normal en gran parte de las superficies terrestres y oceánicas del mundo. Las desviaciones térmicas más notables ocurrieron en gran parte de Alaska, el oeste de Canadá, el sur y el sureste de Estados Unidos, el Pacífico Norte, los mares de Bering y Barents, el centro de Sudamérica, Mongolia y el norte de Rusia, donde las temperaturas fueron al menos 2,0ºC superiores a la media.

Por el contrario, hubo temperaturas algo más bajas de lo habitual en partes de Indonesia, el norte de Australia, Asia occidental, el Pacífico tropical oriental y el sur del Índico.

Desde el punto de vista regional, el pasado septiembre fue el más caluroso en 140 años en América del Norte, el segundo en África y la región de Hawái, y el tercero en América del Sur y Asia.

Por otro lado, el período de enero a septiembre de este año resultó ser el segundo más cálido de la serie histórica, con 0,94ºC más que la media del siglo XX, es decir, 0,14ºC más frío que los nueve primeros meses de 2016 y sólo 0,01ºC menos que los de 2017.

Gran parte de la superficie del planeta tuvo más calor de lo normal en lo que va de año, sobre todo en amplias zonas de Alaska, el oeste de Canadá y el centro de Rusia, donde las temperaturas fueron al menos 1,5ºC superiores a la media del siglo XX.

(SERVIMEDIA)