Quantcast

Lastra acusa a Iglesias de erigirse en «guardián» de la izquierda impidiendo por segunda vez un gobierno de izquierdas

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, acusó este jueves al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de erigirse en «guardián de las esencias de la izquierda» cuando la realidad es que por segunda vez va a impedir la formación de un gobierno de izquierdas.

Con esa idea articuló Lastra su intervención en la segunda sesión del debate de investidura, una vez confirmada la abstención de Unidas Podemos y, por tanto, la imposibilidad de que Pedro Sánchez obtenga la mayoría necesaria para ser presidente del Gobierno, igual que en 2016.

Lastra reiteró la idea, expresada ya en la primera sesión del debate, de que el PSOE no necesita «guardianes de las esencias de la izquierda » sino socios leales, y denunció que la negociación «ha estado lastrada» porque Iglesias «se ha negado a asumir el resultado electoral», que fue Pedro Sánchez y no él quien ganó las elecciones.

Aunque públicamente hablaba de proporcionalidad, aseguró, lo que reclamaban en privado implicaba controlar la totalidad de los ingresos del Estado y más de la mitad del gasto, «y de ahí no se ha movido». La voluntad del PSOE era negociar «de buena fe», apuntó, pero no aceptar «chantajes ni imposiciones», y las negociadoras del PSOE «callábamos» para permitir el avance de las conversaciones.

Sin embargo, «todo tiene un límite y usted lo sobrepasó», dijo a Iglesias, y la prueba de que no es el guardían de las esencias de la izquierda es que por segunda vez impedirá que España tenga un gobierno de izquierdas. «Curioso progersismo», dijo, «que cuando más falta hace acaba sumándose a la derecha y hoy, además, a la ultraderecha».

Lastra reprochó a Unidas Podemos que calificara de «jarrón chino» las competencias de igualdad, vivienda, ciencia y universidades, cooperación internacional e incluso sanidad, y también una vicepresidencia no solo de coordinación sino con competencias en bienestar social.

Sobre la propuesta lanzada por Iglesias en el último momento para respaldar la investidura a cambio de las políticas activas de empleo, Lastra subrayó que las competencias son de las comunidades autónomas, y le acusó de reclamar el Ministerio de Trabajo sin saber siquiera las competencias que tiene, como «querer conducir el coche sin saber siquiera dónde está el volante».

«Hemos cedido mucho», dijo, pero el PSOE no puede traicionar a sus votantes ni renunciar a prácticamente todo su programa electoral. A fuerza de intoxicar con el relato, aseguró, «han acabado intoxicados». Lastra pidió de nuevo el apoyo de Unidas Podemos unos minutos antes de que comenzara la votación, con la misma oferta sobre la mesa.

(SERVIMEDIA)