Quantcast

La mejora de la docencia en La Palma y Adeje y la sostenibilidad en la impresión, medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno de la ULL

La Gerencia de la Universidad de La Laguna, a cargo de Juan Manuel Plasencia, ha presentado ante el Consejo de Gobierno este 18 de julio cuatro contratos correspondientes a proyectos transversales a distintas áreas de la universidad con el fin de optimizar sus infraestructuras, mejorar la prestación de los servicios y reforzar la gestión centralizada y sostenible. Todos ellos pasarán ahora a la fase de licitación pública.

El primero de ellos es la Licencia Campus de Microsoft. Se trata de un contrato plurianual, por tres años más otro de prórroga, por importe de 388.055 euros, más su prórroga, lo que lo elevaría a 490.868,00 euros. El gerente explicó que a pesar de que se ha hecho una apuesta por el software libre, implantado el 85% de los servidores del Centro de Proceso de Datos, existe todavía un porcentaje destacado de uso del entorno Windows en los ordenadores de los miembros de la comunidad universitaria. Este contrato, explicó el gerente, permite a PDI, PAS y estudiantes tener acceso a las últimas herramientas ofimáticas, fomenta el ahorro y la eficacia mediante la adquisición de licencias globales que suponen una simplificación en la gestión y un ahorro considerable, al acogerse la universidad al acuerdo marco establecido entre el fabricante (Microsoft) y la sectorial TIC de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas.

El segundo contrato tiene que ver con la mejora del servicio de mantenimiento de las infraestructuras de red del centro académico. Las comunicaciones se han convertido en un pilar para la docencia en las aulas y el acceso al campus virtual. Dado su enorme tamaño y la necesidad de tenerlas disponibles a cualquier hora se hace preciso la contratación de un servicio externo, al tratarse de 110 salas de comunicaciones, 450 conmutadores de red y 1.600 puntos de acceso wifi para toda la comunidad universitaria, con un coste total para los dos años de 635.816 euros, que si se le añade la prórroga de dos años se elevaría a 1.194.022 euros.

Juan Manuel Plasencia presentó asimismo el contrato relativo a la prestación del servicio de conexiones remotas a través de sistemas de fibra óptica para conectar las sedes de Enfermería en La Palma, Turismo en Adeje y la sede de 25 de Julio, con el objeto de lograr la misma operatividad que en los servicios centrales. Este contrato es uno de los primeros del proyecto de mejora de la calidad de la docencia en estos centros remotos. El contrato abarca un año con una prórroga por periodo igual, a la espera de poder enganchar en un futuro próximo con la red del anillo insular, añadió el gerente. El coste global de este contrato es de 31.950 euros, que se alzaría hasta los 60.000 euros contando con la prórroga del segundo año.

El último de los contratos presentados por el gerente y que también recibió el visto bueno del órgano colegiado va destinado a la consolidación del servicio de impresión corporativa de la Universidad de La Laguna. Este contrato cubrirá todos los gastos fungibles, soporte y mantenimiento de los 240 puntos de impresión distribuidos por todos los edificios de la institución. El nuevo contrato se licitará por 127.800 euros por un año, más un año de prórroga, alcanzando los 240.000 euros.

Nombramientos y normas de permanencia

El Consejo de Gobierno conoció en la sesión de hoy nuevos nombramientos del equipo de dirección del centro académico. Así, en el Vicerrectorado de Estudiantes, Empleabilidad y Campus Guajara se incorpora Francisco Manuel Díaz Cruz como director de Secretariado del Programa de Atención a Estudiantes con discapacidad; en el Vicerrectorado de Infraestructuras y Sostenibilidad, Norberto Marrero Gordillo se ocupará de la dirección de Secretariado de Sostenibilidad y Campus Saludable; mientras que en el Vicerrectorado de Investigación, Transferencia, Campus Santa Cruz y Sur María Belén Melián Batista hará lo propio con el Secretariado de Biblioteca, Publicaciones e Indicadores de Investigación.

Desde el Vicerrectorado de Estudiantes del anterior gobierno, presidido por José Manuel García Fraga, se propuso un cambio en la normativa de progreso y permanencia para lograr que los estudiantes de lo últimos años de grado, en los que la universidad ha invertido recursos y tiempo de dedicación, tengan más oportunidades para finalizar y no lo hagan en otro centro académico. La modificación fue remitida en su día al Ministerio para su conformidad y ha sido sancionada recientemente por el Consejo Social de este centro docente, quien tiene la competencia en esta materia.

Hoy fue presentado el cambio al Consejo de Gobierno por la vicerrectora de Estudiantes y Empleabilidad, Lastenia Hernández, quien explicó que la matrícula sigue siendo de 60 de créditos, con un número de aprobados mínimo de 12. Se ha reducido el techo superior para la continuación a 78 créditos, en lugar de los 90 iniciales. Las matrículas parciales se mantienen como están, con excepciones para estudiantes que han sido víctimas de violencia de género o alumnado que cuenta con alguna discapacidad. Aclaró que solo se queda desvinculado de forma definitiva de la universidad si se tiene dos desvinculaciones permanentes, es decir, lo que permitiría que al llegar a séptima convocatoria el estudiante pueda pasar a otro grado.

En el caso de los estudiantes de posgrado, la competencia reside en Consejo de Gobierno, y por eso el vicerrector de Investigación y Transferencia, Ernesto Pereda, presentó una modificación que delimita el paso de tiempo completo a tiempo parcial. El procedimiento se realiza a través de sede electrónica, con lo que no se extiende a más de dos o tres semanas, lo que permitiría que al alumnado que consigue el tiempo parcial se le alargue el tiempo de realización de la tesis doctoral.

En otro orden de cosas, el Consejo de Gobierno también dio su visto bueno a la nueva composición de la Comisión Electoral General, tras conocerse en la sesión de hoy la propuesta de nuevos miembros tanto para el sector de profesorado como para el de personal de administración y servicios. Así, por parte del profesorado figurarán José María Palazón López y José Manuel García Fraga, mientras que por el del PAS lo harán Rocío Medina López y Noemí Alonso Caraballo.