Quantcast

Lo que nadie ha dicho sobre como bajar de peso

Tener un peso ideal es el sueño de toda persona, indistintamente si es deportista o no. Por varias razones. Una de ellas es que, el sobrepeso o la obesidad, es una condición que afecta la salud física. No es secreto que muchas enfermedades crónicas están asociadas al exceso de peso. 

 Por otra parte, los efectos emocionales que sufre la persona que no logra controlar su peso son devastadores. A veces, quienes padecen este trastorno necesitan ayuda psicológica. Sin mencionar lo agotador que resulta el tratamiento para bajar los kilos de más. Siempre es mejor mantener a raya el peso.

¿Es realmente posible perder peso?

La respuesta a esta pregunta depende de cuánta determinación y fortaleza tenga la persona para perder peso. Sin embargo, está comprobado que cualquier persona que se lo proponga puede conseguir excelentes resultados, siempre y cuando siga las recomendaciones de los expertos. Si quieres obtener tu mejor físico, te interesará repasar lo que nadie te ha dicho sobre como perder peso sin morir en el intento.

 Es cierto que desear bajar de peso y no lograrlo, es frustrante. Cuando eso ocurre, empiezan a aparecer las dudas y puede que hasta la persona se considere un caso perdido. En vez de eso, lo mejor es evaluar con sinceridad cual es la verdadera causa. La imposibilidad para bajar de peso no significa que alguien no se está esforzando al máximo.

 Muchas veces, quien pretende perder kilos de más, hace dietas “milagrosas”, va al gimnasio y hasta consume productos específicos para ese propósito, pero aun así no lo consigue. ¿Qué es lo que realmente ocurre? Hay que dirigir la atención a algunos hábitos o actitudes que solo dependen de la persona, entre ellos la inconstancia, los malos hábitos alimentarios e incluso la pereza.

 Contrario a lo que muchos piensan, perder peso no es tan difícil. Entonces, ¿Por qué algunos no lo logran? Porque forman parte del grupo de personas que desconocen cuales son los principios básicos para perder peso. Por tanto, terminan “lanzando golpes al aire” o, en otras palabras, trabajando en vano. Lo primero que hay que hacer para obtener buenos resultados, es dejar de lado “los mitos urbanos”.

 Eliminar cualquier desinformación al respecto es decisivo en la consecución de los objetivos. Se puede comparar como a detectar un billete falso. El dinero falso no tiene ningún valor, igual ocurre con las supuestas “dietas milagrosas” que no ofrecen resultados positivos. Lo que hay que hacer en este caso es aprender a conocer las verdades sobre la pérdida de peso.

 Teniendo claro los métodos que resultan negativos y engañosos, la persona puede concentrar todos sus esfuerzos en aquellos que están comprobados que ofrecen los mejores resultados para tener un cuerpo envidiable. Lo mejor de todo es que, con dedicación y esfuerzo, cualquier persona puede convertirse es su propio entrenador profesional.

¿Es el gimnasio la única opción para bajar de peso?

En este caso, la respuesta depende de las circunstancias de alguien. Si una persona tiene los medios para ir al gimnasio y nada se lo impide, puede estar seguro de que lograra bajar de peso en el menor tiempo posible. Si bien muchos no pueden optar por esta posibilidad, tampoco es motivo para darse por vencido. Existe una solución práctica.

 Para los que se le hace difícil ir al gimnasio, sin importar cual sea el motivo, puede lograr mucho realizando una serie de ejercicios para hacer en casa. Claro está, esta opción va a requerir un mayor esfuerzo. Por muchas razones. Los ejercicios en casa no son supervisados por un entrenador. En ocasiones, no se cuenta con material de gimnasio. A esto hay que sumarle otros desafíos.

 Nadie puede negar que las rutinas de ejercicios en casa son efectivos cuando se les dedica el tiempo necesario. De hecho, los resultados pueden verse a corto y medio plazo. No obstante, también pueden ser contraproducentes. ¿En qué sentido? Aunque la persona no lo perciba, su progreso o rendimiento puede terminar estancado por no contar con todas las herramientas adecuadas.

 A pesar de todos estos retos, los ejercicios regulares en casa siguen siendo una opción viable para perder grasa, perder peso, quemar calorías, entre otros resultados. Y no solo eso. También permiten mejorar la salud, desarrollar la masa muscular, aumentar la fuerza y, sobre todo, conseguir un estado saludable. Aun cuando lograr otros objetivos están limitados. En todo caso, la clave es la determinación y la persistencia.

 Estos factores van a ser determinantes a la hora de conseguir los resultados deseados. Por eso, antes de iniciar cualquier rutina de entrenamiento en el hogar, la persona tiene que adoptar hábitos saludables que también van a contribuir a perder peso cuando se combinan con ejercicios regulares. Entre ellos figuran una dieta saludable y equilibrada, así como descansar lo suficiente.

 En suma, si alguien pone todo su esfuerzo para bajar de peso y no se rinde nunca, tiene garantizado el éxito. Por el contrario, los que desisten antes de tiempo, no les queda otra opción que lamentarse y atribuir la culpa a los métodos efectivos que existen. Por supuesto hay que ser realista. Nadie va hacer por otro, lo que solo esa persona puede hacer.