Quantcast

¿Por qué instalar una alarma en el hogar?

Existen diferentes clases de alarmas que se pueden comprar para la casa. Y estas independientemente del tipo o la forma en que trabajan, representan una gran ayuda para mejorar la seguridad.

Actualmente se puede encontrar una gran gama de opciones al momento de elegir un buen sistema de alarmadoo para el hogar. Existen alarmas contra incendios, alarmas Wifi, alarmas antirrobo, mecanismos de detección de monóxido de carbono, alarmas sin cuotas, entre otras.

Muchas personas piensan en puertas acorazadas, cajas fuertes y ventanas blindadas. Y las alarmas representan una de las mejores opciones para proteger los bienes y para manejar situaciones anormales, incrementando la vigilancia, control y como consecuencia la seguridad.

Tipos de alarmas para una vivienda

Sensor antirrobo por infrarrojos. Emite un sonido cuando alguien ha intentado entrar a casa. Puede avisar también con una conexión al móvil, a través de WiFi, o con el módulo GSM. Se puede instalar de forma inalámbrica o cableada.

Hay algunas alarmas antirrobo que agregan funciones a través de sensores para alertar sobre desbordamiento de agua con un sensor anti-inundación, avisar de peligro de fuego con detectores ópticos de humo, u opciones anti-pánico para pulsar botones ocultos en la casa, los cuales resultan muy útiles para personas mayores.

Mecanismo con cable. Es uno de los sistemas más seguros, al conectar los sensores con cables que no pueden cortarse o desactivar. No requiere ni depende de baterías ni de ondas de radio. Se instala en casas nuevas o en algunas donde se realizan reformas para instalar las alarmas.

Alarma inalámbrica. No necesita para su instalación conductos para el cableado. Es ideal para viviendas donde no se quieren realizar trabajos de reparaciones para colocar los conductos. Además, se instala muy rápido. Las conexiones con la unidad, sensores y sirena se hacen por radiofrecuencia, por lo que pueden presentarse interferencias ambientales. Aunque los modelos más actuales, trabajan perfectamente, en todo momento.

Mecanismo perimétrico. Se pueden colocar en barreras, vallas o puertas que evitan la entrada de intrusos. Los perimetrales pueden revelar puertas forzadas o ventanas rotas, funcionando antes de la intromisión a la casa. Pueden combinarse con detección volumétrica para mayor eficacia.

Los volumétricos detectan el volumen, o un espacio preciso de acuerdo a la altura y al ángulo, empleando energía térmica y sensores infrarrojos. Es por ello, que ambos se pueden combinar para tener un mayor alcance.

Los avanzados mecanismos de video vigilancia cuentan con un dispositivo de alarma volumétrica. Combinado uno o más sensores de intrusión y una cámara de vigilancia, los cuales se comunican a la alarma que se activa con la intrusión.

Beneficios al instalar una alarma en el hogar

Tener una alarma instalada en casa trae bastantes beneficios, uno de los principales es evitar que ladrones entren a la casa a robar. Tanto el sistema de alarma como los avisos en el exterior, que informan sobre su instalación, hacen que los ladrones se disuadan de entrar en una vivienda.

Otro tipo de alarma que ayuda mucho en un hogar son las de detección de gas y alarmas anti-incendios que, ante cualquier accidente o peligro vinculado con ellas, anuncian el problema. Y así incrementar la protección contra diversas eventualidades.

También se pueden encontrar alarmas con mecanismo de conexión remota, con los que puedes mantener una vigilancia o control a la distancia. Dependerá de la clase que se instale, pero si es una inalámbrica, con wifi o tipo GSM se podrá manejar desde otro punto de la ciudad o a muchos kilómetros de distancia cuando se esté de vacaciones. Así que, desde el móvil o el ordenador se pueden conectar como un terminal o a través de Wifi.

En estos sistemas de vigilancia las compañías de seguridad proveen circuitos cerrados de televisión, sensores de movimiento, sistemas de detección y cámaras para grabar los exteriores o en el interior de la casa.

También si la alarma está conectada a una central, en caso de activarse se avisa a la empresa de seguridad y ellos se encargan de comunicarse con la policía de ser necesario, de esta manera en tan solo minutos se puede resolver el problema.

En la actualidad existen aplicaciones para los móviles, para controlar, regular o vigilar opciones dentro del hogar, para hacerla inteligente. Y esta manera proporcionar mayor seguridad al poder observar, por ejemplo, si algún electrodoméstico se encuentra encendido o si la calefacción está apagada, ayudando a toda la familia, y en especial en casas con ancianos o niños pequeños.

Son eficientes mientras la familia está dentro del hogar como cuando están fuera. También hay alarmas con características especiales que se pueden activar cuando un miembro de la familia tiene alguna emergencia médica, son muy útiles en viviendas con personas ancianas o con algún padecimiento. Con ellas se llamará a urgencias de forma automática, lo que resulta muy práctico durante los momentos de crisis.

¿Es muy costoso instalar una alarma?

Esta protección representa una gran inversión, porque aporta seguridad continua e ininterrumpida durante todo el año las 24 horas de día. Aunque se puede pensar que tiene un alto costo, esto no necesariamente será así. El precio dependerá en gran medida del sistema que se contrate, también del tipo de alarma y los planes que pueda tener cada empresa.

Hoy en día, hay alarmas sin cuotas, las cuales disminuyen los montos considerablemente, pagando solo cuando hay un incidente, más el valor del aparato. Así que cada empresa maneja diferentes opciones para los usuarios con rangos variados de precios. Se puede contratar la empresa de acuerdo al presupuesto o el tipo de control deseado.

¿Qué tener en cuenta al comprar una alarma para el hogar?

Existen algunos kits antirrobo que son sencillos de instalar, y que casi cualquier persona lo puede colocar con algunos conocimientos de bricolaje. Otros sistemas más complejos necesitarán de la ayuda de un experto, para garantizar que todo esté funcionando correctamente.

Antes de comprar un sistema de seguridad es importante valorar las zonas vulnerables del hogar, para saber qué puntos requieren mayor protección, como el número de entradas, ventanas, entre otros. También se debe conocer qué mecanismo se adapta mejor al tipo de casa. El mejor sistema es el que tiene la capacidad de asegurar en todo momento, toda la vivienda, tanto en el interior como el exterior, pero sin crear falsas alarmas.