Compartir
Dos ancianos que circulaban por la carretera montados en sendas sillas eléctricas provocaron una cola kilométrica de coches en el estado norteamericano de Florida.
Las imágenes fueron grabadas por uno de los pacientes conductores en uno de los puentes de Navarre del citado estado norteamericano.
La línea continua impresa en el asfalto prohibe el adelantamiento en el puente cuyo trazado cuenta con dos sentidos, por lo que los conductores debieron esperar un buen rato hasta poder adelantar a los osados ancianos.
La mayoría de los conductores se dirigían a la playa para disfrutar de un día soleado, informaron diferentes medios.