Compartir

Los pasajeros de un vuelo de Air Canada vivieron momentos de pánico este jueves cuando una turbulencia sacudió su avión dejando 35 heridos. El vuelo, que se dirigía a Australia, tuvo que realizar en Honolulu un aterrizaje de emergencia.

El vuelo AC33 despegó desde Vancouver (Canadá) con destino Sydney (Australia). Tras dos horas de viaje el aeroplano entró en una zona de turbulencias que le obligó a desplazarse hasta Hawai para realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de la capital, Honolulu, informó la compañía en un comunicado, tal y como recoge ‘infobae.com‘.

Como consecuencia de la sacudida, 35 pasajeros resultaron heridos. “Todos tocamos el techo y todo se cayó … la gente salió volando”, comentó un testigo a ‘KHON’.