Compartir

La población china ha comenzado a proteger a sus mascotas de un posible contagio por el coronavirus de Wuhan. Para ello han cubierto el hocico de los animales con mascarillas médicas o cualquier otro objeto que cumpla la misma función.

Desde que apareciera el brote de la enfermedad, 1.400 personas han muerto contagiadas y otras 40.000 están infectadas.

Tras el anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que la enfermedad puede afectar también a los animales, la población del país asiático ha comenzado a proteger a sus mascotas.

Los chinos han ilustrado la red social ‘Weibo’, la más famosa del país, con imágenes de animales preparados para combatir el virus.

El epidemiólogo Li Lanjuan aseguró que “si el animal entra en contacto con un afectado también se contagiará”. “La gente debería preocuparse también por sus mascotas”, concluyó.