Compartir

Una extraña y gigantesca formación de hielo ha llamado la atención de los habitantes del estado de Maine, en Estados Unidos, que han lanzado todo tipo de especulaciones ante la visión del sorprendente fenómeno.

La bloque de hielo, que rota como si fuera un disco, tiene un diámetro de 91 metros y se formó en la superficie del río Presumpscot, a su paso por Westbrook, una ciudad ubicada en el condado de Cumberland, en el citado estado norteamericano.

Su aparición ha desatado todo tipo de rumores sobre su procedencia. Muchos internautas aseguran que ésta es extraterrestre, por su semejanza con los círculos aparecidos en numerosos cultivos a lo largo y ancho del mundo. También ha sido comparado, de una manera más poética, con la luna.

Hipótesis más serias apuntan a que la circunferencia de hielo se formó de manera natural en una parte del río donde la corriente fluye circularmente y crea un efecto de remolino, comentó Tina Radel, una portavoz de la ciudad de Westbrook.

Rob Mitchell, propietario de un edificio de oficinas cercano a la rivera del río, descubrió el fenómeno el lunes por la mañana e inmediatamente lo notificó a las autoridades.