Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lanzó este miércoles un mensaje sobre la posición que mantendrá respecto a Cataluña y aseguró que dará una respuesta “serena, proporcional y contundente” al que se aleje de la Constitución.

En su intervención ante el Pleno del Congreso de los Diputados, el presidente calificó de “inaceptable” la “retórica inflamatoria” de los últimos días, que ha tenido entre sus protagonistas al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Así, señaló que “ante los episodios” que se han producido recientemente en algunas autopistas catalanas, tomadas por los Comités de Defensa de la República (CDR), el Gobierno central se ha dirigido a los consellers del Govern que ostentan competencias relacionadas con la seguridad pública para “que cumplan con sus obligaciones”.

Sánchez insistió en que no aceptará que se produzca cualquier dejación de funciones por parte de quien tiene encomendada la seguridad pública en Cataluña. Y advirtió de que “de persistir en esa actitud”, se enviará un “número suficiente” de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a Cataluña para garantizar la seguridad.

Con el mismo aplomo, el presidente afirmó que “pese a las amenazas del independentismo, el Gobierno celebrará Consejo de Ministros en Barcelona el próximo día 21 de diciembre”. Porque, dijo, el Gobierno tiene un “proyecto de progreso y prosperidad compartido para España, para todos y cada uno de sus pueblos y ciudadanos”.

MANIPULACIÓN INACEPTABLE

Tras hacer un repaso de la situación en Yugoslavia que conoció cuando trabajó para Naciones Unidas en Bosnia Herzegovina, señaló que quien reivindica “la vía kosovar, eslovena”, demuestra “desconocimiento” de la historia. A su juicio, se trata de “una manipulación inaceptable y la desesperación de quien ya no tiene ningún argumento más que la mentira para sostener sus posiciones”.

Así, señaló que respecto a Cataluña, “la vía para resolver problemas es la constitucional, la del diálogo dentro de la legalidad que nos hemos dado”. “Todo lo que se sitúe fuera de la Constitución y del Estatuto contará con la respuesta del Ejecutivo”, una “respuesta firme pero serena, proporcional y contundente del Estado social y democrático de derecho”, remarcó.

“No hace falta decir más, no hay que gesticular ni hablar más alto para que se me entienda”, remachó el presidente ante las peticiones de los últimos días desde la oposición de actuar con contundencia con los independentistas y la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Asimismo, anunció que la subida del SMI se aprobará en el Consejo de Ministros de Barcelona del 21 de diciembre.