Compartir

Pablo Casado ha querido zanjar la polémica que desataba su número dos, Adolfo Suárez Illana, al criminalizar el aborto, y ha asegurado que ese debate “se ha superado hace 40 años” y que lo importante es “hablar de ayudas sociales”. En una entrevista en ‘Telecinco’, el líder del Partido Popular confirmaba que su programa electoral dejaba fuera la reforma del aborto, porque, a su entender hay que hablar de cosas “que unen a los españoles” y no de las que dividen.

En su entrevista con Pedro Piqueras, Casado ha querido justificar las polémicas declaraciones de Suárez por el hecho de que  “es miembro de la iniciativa Red Madre”, que trata de proporcionar ayuda a las mujeres para no decidan interrumpir un embarazo “por una presión familiar o ausencia de recursos”.

En este marco, Casado aseguraba que el Partido Popular es “el único que plantea una posición muy clara” sobre el aborto, y apuntaba que “las mujeres que libremente quieran ser madres van a tener apoyo económico del Gobierno”.

 

En ‘Onda Cero’, el hijo del expresidente Adolfo Suárez, había llegado a comparar el aborto con la conducta prehistórica: “Los neandertales también lo usaban, esperaban a que naciera y le cortaban la cabeza y en Nueva York se acaba de aprobar una ley por la cual se permite el aborto después del nacimiento, que es curioso”.

Tras estas polémicas palabras, se veía obligado a rectificar y pedía perdón: “He hablado con abogados  de Nueva York y me han confirmado que la afirmación de esta mañana no era correcta. Cuando uno se equivoca lo mejor es pedir disculpas”.

Tras la rectificación, Suárez ponía el acento en que es un defensor de la vida: “”Hago una defensa de la vida contundente, sé que la mayoría de la sociedad española no opina lo mismo pero yo soy un defensor de la vida y dentro del PP podemos hacer esa defensa de la vida”.