Compartir

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, consideró este jueves que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no tiene “ninguna intención” de llegar “a ningún tipo de actuación conjunta”, toda vez que la formación naranja ha dado “un portazo sonoro” a las propuestas para “hacer esfuerzos para optimizar el voto” antes de que se cerrasen las listas electorales.

El líder de los populares se expresó en estos términos al presentar la lista del PP por Madrid para las elecciones generales del 28 de abril en la Puerta de Alcalá, donde se hizo una foto de familia con los candidatos y aprovechó para subrayar que sale “a ganar” los comicios y “luego ya veremos con quién pactamos” según el resultado de las urnas.

Restó hierro a sus declaraciones de ayer situando a Rivera en el ministerio de Exteriores de un eventual Ejecutivo de coalición, alegando que “no estamos para ofrecer aquí cargos y menos antes de que se forme el Gobierno”. En todo caso, deslizó que el líder de Ciudadanos también sería “mucho mejor” vicepresidente que la socialista Carmen Calvo, como en su opinión también llevaría mejor la Cartera de Sanidad que María Luisa Carcedo.

Abundó en que su relación con Rivera es “buena” y mostró su “máximo respeto” por este partido, aunque lamentó que desde las filas naranjas hablen ahora de una coalición cuando el PP hace un mes que venía reclamando una “estrategia conjunta”, por ejemplo en el Senado, para no perder la mayoría absoluta y que no peligre la aplicación del artículo 155.

Incidió en que la única alternativa a un Gobierno presidido por Pedro Sánchez es el PP y aunque dijo que “quiere creer” el veto de Ciudadanos a pactar con los socialistas tras el 28-A, puso en duda estas afirmaciones de la cúpula de Ciudadanos. “Si Sánchez suma con los independentistas, pactarán; y si suma con Ciudadanos, pactarán también”, sentenció.

Casado señaló que ahora, ya “en el campo” y con las listas presentadas, es “muy complicado” trazar una estrategia conjunta y, por ello, decidió dirigirse directamente a los electores de Ciudadanos y Vox para sugerirles que apuesten por el equipo con “más fiabilidad”. Dispersar el voto, reiteró, da “más posibilidades de ganar” a Sánchez.