Compartir

La inexperiencia de Vox en el funcionamiento del Congreso le ha jugado una mala pasada porque ha perdido la oportunidad de realizar el próximo miércoles su primera pregunta al presidente en la sesión de control al Gobierno.

Los grupos parlamentarios se reparten, siguiendo un turno establecido al inicio de la legislatura, la posibilidad de preguntar al Ejecutivo en la sesión de control. Esta semana, el turno para fiscalizar la gestión de Sánchez al frente del Ejecutivo y realizar preguntas al presidente correspondía al Partido Popular, ERC y Vox.

Pero la formación que lidera Santiago Abascal, según apuntaron a Servimedia fuentes parlamentarias, no ha registrado pregunta oral alguna para el jefe del Ejecutivo, por lo que Sánchez sólo responderá a las cuestiones que le formulen el presidente del PP, Pablo Casado, y el portavoz de ERC; Gabriel Rufián.

Por un lado, el líder popular cuestionará sobre el bloqueo político y, en concreto, si cree que “los españoles se merecen el espectáculo que está dando el Gobierno”.

Por su parte, Rufián llevará la cuestión a su terreno y abordará en su ‘cara a cara’ con Sánchez la situación catalana preguntándole “qué propuesta política tiene para Cataluña”.

(SERVIMEDIA)