Compartir
Pixabay

Un madre británica ha sido condenada por maltrato infantil después de ocasionar diferentes lesiones a su bebé.

Kim Frost, de 37 años y originaria de Northampton (Reino Unido), propinó diferentes golpes a su recién nacido que le produjeron graves fracturas en el cráneo y una hemorragia cerebral. Su madre ha sido condenada por un delito de crueldad y abandono infantil, informa la ‘BBC’.

Según declararon los agentes, la detenida mantenía una relación “tóxica” con un hombre al que envió mensajes de texto y vídeos con las palizas al bebé. En las imágenes se podía ver al pequeño llorando y vomitando.

Los servicios médicos que atendieron a la víctima apuntaron que ésta presentaba heridas similares a las causadas por un accidente de coche o a una caída de desde un primer piso.

Afortunadamente, el niño pudo recuperarse por completo.