Compartir
Diario Sur

Una medusa de unos dos metros de longitud ha sembrado el pánico entre los bañistas de las playas de Manilva, en Málaga.

El animal hizo su aparición sobre las 14:00 del martes en la orilla de la playa de Los Granados. Tras el avistamiento, se dio aviso a Protección Civil quienes lo fotografiaron y enviaron las imágenes al Aula del Mar de Málaga, informa ‘Diario Sur’.

Los especialistas confirmaron que se trataba de un espécimen inofensivo y no suponía un riesgo para los veraneantes.