Compartir

Un agente de la Policía Nacional, destinado en el equipo de seguridad de la Embajada de España en El Cairo, salvó la vida a una mujer que estuvo a punto de morir ahogada en la playa de El Alamein, cercana a la ciudad egipcia de Alejandría.

Según informó la Policía Nacional, el agente, que se encontraba fuera de su horario laboral, observó cómo una mujer de unos 35 años mostraba dificultades para nadar a la vez que hacía gestos de auxilio. La mujer se encontraba a unos 20 metros hacia el interior del mar en una zona profunda en la que no existía contacto con el fondo.

Al llegar a ella para socorrerla comprobó que no respondía a las indicaciones al haber perdido la consciencia, por lo que la colocó en posición decúbito supino sobre su pecho e inició la marcha hacia la orilla. Posteriormente, en una zona en la que hacía pie, incorporó a la víctima, que aún permanecía inconsciente, y la sacó en brazos del agua.

Una vez en la orilla, otro agente de la Policía Nacional, también destinado en la Embajada, intervino tanto en el auxilio como en la habilitación de la zona para que la mujer pudiese ser atendida correctamente. Los agentes comprobaron que la víctima respiraba con dificultad y permanecía inconsciente, por lo que decidieron colocarla en posición lateral de seguridad ante la posibilidad de tener que comenzar la reanimación cardiopulmonar.

Al recuperar la consciencia unos minutos después, comenzó a expulsar el agua ingerida aunque aún se encontraba aturdida y desorientada. Posteriormente llegó al lugar de los hechos una mujer que se identificó como doctora y auxilió a la víctima.

(SERVIMEDIA)