Quantcast

Un grupo de ciudadanos anónimos se planta en casa de Llarena para limpiar las pintadas de los radicales

Los radicales colgaron las imágenes en su cuenta de Twitter, donde aseguran que lo que pretenden conseguir con esta acción es “señalar al juez Llarena como máximo símbolo de la represión al independentismo”.

Horas más tarde un grupo de ciudadanos anónimos con la cara oculta bajo una careta de Dalí para evitar represalias se han presentado en el mismo lugar con un objetivo bien distinto: limpiar la pintura amarilla que habían vertido los radicales con ayuda de aguarrás.

“Con caretas de un pintor español y catalán limpiamos lo que la administración todavía no ha hecho”, aseguran.

Comentarios de Facebook